El Festival de cine erótico, rebautizado, vuelve a Barcelona

Gerard Piqué y Martá Torné elegidos los más sexys de Cataluña

Vuelve el Festival Internacional de Cine Erótico de Barcelona (FICEB) a la capital catalana bajo el nombre de Salón Erótico de Barcelona (SEB) y con un pequeño cambio: No habrá proyecciones de películas de género sexual ni éstas serán galardonadas. Sin embargo, la esencia del antiguo festival permanecerá en esta nueva edición. Seguirá siendo un punto de encuentro internacional de profesionales de la industria del sexo; habrá espectáculos en vivo y áreas temáticas, para hombres, mujeres y parejas, de todas las orientaciones sexuales; escenarios de las productoras del género; presencia de actrices y actores, de renombre nacional e internacional; una exposición de arte erótico; desfiles de moda íntima; bulevar erótico, con todo tipo de artículos y talleres y actividades lúdicas variadas para los asistentes, entre otros actos.

Max Cortés, portavoz de esta edición, actor y director de cine pornográfico, explicó esta mañana en la presentación oficial del SEB que si el antiguo certamen cinematográfico no se ha podido producir ha sido por falta de tiempo, pero que los organizadores prevén que el año que viene vuelva el FICEB a Barcelona. La ciudad condal acogió la última edición de este festival de cine erótico en 2007. El siguiente año, fue trasladado a Madrid por problemas con la renovación del recinto que lo acogía: La Farga, en Hospitalet.

En 2009, no se pudo celebrar el festival, ni en Barcelona ni en Madrid, por problemas logísticos y económicos. Este año vuelve, en la Fira de Cornellà; el viernes, sábado y domingo que viene. Una de las novedades ha sido la elección del hombre y mujer más sexys de Cataluña - Gerard Piqué y Marta Torné, respectivamente- que harán acto de presencia en el festival, en una fecha aún por determinar.

En la presentación de esta mañana, destacó la intervención de Salvador Dragó, presidente de una productora internacional de género pornográfico y miembro fundador de la Asociación de Productores y Editores de Obras y Grabaciones Audiovisuales (APEOGA). Remarcó el daño que padece el sector, atizado por la piratería y la falta de una protección eficaz que garantice que "no les puedan robar contenido y hacer dinero con él". Añadió que, como no se actúe en breve y eficazmente, no se podrán ver películas de género ni gratis ni pagando. Acabó su intervención con una síntesis de las intenciones del festival: "No es el gran negocio, aquí no se hace dinero, es para que la gente vea a sus fans y se siga normalizando el sector", "Nosotros vendemos ilusión".

EFE
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS