Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

San Sebastián se quita el corsé

El festival Rompeolas busca desmentir su fama de "ciudad sosa" - Más de cien actos apoyarán la candidatura a capital cultural en 2016

San Sebastián se ha marcado para este fin de semana un reto muy ambicioso: romper con su "fama de sosa y poco divertida", en palabras de su propio alcalde, Odón Elorza. Y demostrar de paso que merece obtener la capitalidad europea de la cultura en 2016. Ciudadanos particulares y diversos colectivos han organizado desde mañana y hasta el próximo domingo más de un centenar de actividades, superando la previsión inicial de 69.

Espectáculos de danza y música, teatro, cine, fotografía y deporte, la mayoría abiertos a la participación ciudadana, se desarrollarán en 35 puntos de la ciudad.

Elorza, la concejal de la candidatura Donostia 2016, Marisol Garmendia, ciudadanos promotores de actividades y representantes de asociaciones participantes dieron a conocer ayer los últimos detalles de la cita, que "no muere" el domingo, sino que la intención es que se mantenga durante años, explicó el primer edil.

Un espectáculo de 'txalapartaris' en dos campanarios abrirá mañana la iniciativa

Dos mil músicos se mezclarán con el público el domingo en el concierto final

Rompeolas tendrá una sonora inauguración ideada por el txalapartari Juan Mari Beltrán. El tañido de las campanas de las iglesias de San Vicente y Santa María, ambas en la Parte Vieja, golpeadas por los txalapartaris anunciará el inicio del festival junto a un aurresku bailado por más de cien personas.

El concierto de clausura será otro de los platos fuertes. Cerca de 2.000 músicos profesionales y aficionados y miembros de coros se mezclarán con los ciudadanos para interpretar, entre otras piezas, la Oda a alegría de la Novena sinfonía de Beethoven en euskera, francés y castellano. La cantante de La Oreja de Van Gogh, Leire Martínez, y la soprano Maite Arruabarrena serán algunas de las voces de lujo de este gran coro, que será dinamizado por los televisivos Óscar Terol y Karlos Arguiñano.

La canción Txoria txori de Mikel Laboa cerrará el concierto, que comenzará a las 19.00 en los Jardines de Alderdi Eder.

Entre ambos, en calles, plazas, paseos, playas, Tabakalera o el Teatro Victoria Eugenia se sucederá todo tipo de actos. El montaje Quedamos para bailar convertirá el mercado de la Bretxa en un escenario veneciano, y el puerto donostiarra se mutará en Buenos Aires, con clases y demostraciones de tango.

Varios escenarios contarán con micrófonos abiertos para profesionales y aficionados. En las terrazas del Ayuntamiento, Open Mike dará voz a grupos locales, mientras que Open Set será un espacio reserado para los pinchadiscos en el paseo de Salamanca. La Fuente de las Palabras, en el Paseo de Francia, acogerá la lectura de historias y poemas, además de un mercado de segunda mano de libros, pintura y música.

También habrá sesiones participativas de hip-hop, rap, capoeira y samba, sin olvidar la tradicional barra de ballet en la barandila de La Concha. Muchos de los actos permiten participar a los ciudadanos, pero en algunas es necesario apuntarse con antelación. Una de las vías es la web del festival (www.rompeolas.eu).