Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las empresas catalanas que invierten en diseño están afrontando mejor la crisis, según un estudio

El Barcelona Centre de Disseny asegura que la innovación en diseño mejora la facturación e incrementa su productividad

¿Estudias o diseñas?. Esa era una de las preguntas que más sonaba en la Barcelona de los noventa, como consecuencia del boom del diseño que en esos años vivía la ciudad. Dos décadas después, el diseño ha dejado de ser un elemento prescindible, de valores sólo estéticos y para un determinado tipo de empresa y ha conseguido penetrar en el tejido empresarial catalán hasta el punto de que las empresas catalanas que invierten en diseño están afrontando mejor la crisis.

Ese es una de las conclusiones del estudio El impacto económico del diseño en las empresas de Cataluña, realizado por Barcelona Centre de Disseny (BCD) dado a conocer hoy. El documento asegura también que la innovación en diseño se ha convertido en una herramienta clave de competitividad, ya que el 59% de las 400 empresas catalanas que han participado en el estudio han constatado como su uso mejora la facturación e incrementa su productividad.

Según Isabel Roig, directora general de BCD, 9 de cada 10 empresas catalanas tienen en cuenta el diseño en su estrategia, bien para desarrollar nuevos productos, su marca corporativa o mejorar su imagen. "Hace unos años el marketing estaba considerado como algo marginal dentro de la empresa, ahora sus responsables están en las juntas directicas de las empresas", asegura Roig. "Con el diseño ocurrirá igual", vaticina. Por eso Roig cree que es necesario acabar con el intrusismo, definir el perfil del design manager y proteger legalmente el diseño, ya que, según el estudio, sólo el 37% de las empresas catalanas lo hace.

Según Roig es muy difícil cuantificar cuántos profesionales se dedican al campo del diseño, cómo se organizan y qué representa su actividad dentro del PIB catalán. De todas formas, aseguró que desde enero de 2009 es más fácil, pues existe un nuevo epígrafe para las actividades de diseño (el 7410) que permitirá cuantificar todas las actividades relacionadas con el diseño.