Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PhotoEspaña en América

El festival crea Transatlántica, un programa abierto para fotógrafos y comisarios en São Paulo y Guatemala

Óscar Fernando Gómez era taxista en México DF y fotógrafo aficionado hasta que presentó su trabajo a Descubrimientos, el filtro cazatalentos del festival de fotografía PhotoEspaña, el año pasado. Martin Parr, una de las grandes figuras de la fotografía, le vio entonces y le invitó a la Bienal de Brighton; la editorial alemana Steidl va a publicar un libro con su trabajo. Se puede decir que Óscar, que empezó haciendo fotos en bodas y fiestas de quinceañera, ya no es un aficionado.

Éstas son las historias que quiere propiciar y propicia PhotoEspaña en sus proyectos internacionales. El festival de fotografía experimentó el año pasado promoviendo que comisarios y expertos hicieran una selección de la obra de artistas de México y Perú, y este año ha querido ir un paso más allá con Transatlántica. El proyecto se desarrolla en Guatemala y São Paulo y consiste en un programa de convocatorias abiertas para fotógrafos y comisarios, encuentros con críticos y exposiciones en centros culturales, sedes del Instituto Cervantes y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) e instituciones latinoamericanas.

Hoy tiene lugar la segunda jornada del visionado de portafolios de fotógrafos en São Paulo. Los 20 artistas preseleccionados mostrarán su trabajo a siete comisarios, fotoperiodistas y expertos, como Marloes Krijnen, directora del museo de fotografía Foam de Amsterdam, que dirigió World Press Photo durante 10 años. Daniela Schneider es una de estas 20 fotógrafas. "Enfrentar tu trabajo a estos profesionales es un premio de antemano", dice en conversación telefónica desde la ciudad brasileña. El premio que sólo lograrán unos pocos es la posibilidad de exponer su trabajo en una muestra colectiva que se celebrará en el Instituto Cervantes de Madrid durante la edición de 2010 de PhotoEspaña.

"Existe una vida muy intensa en la fotografía latinoamericana. Nuestra ambición es convertir el festival en un foro lo más extenso posible", explica Claude Bussac, directora de PhotoEspaña. Para esta iniciativa han recibido más de 500 dossiers de fotógrafos de toda América Latina, de los cuales 20 se juzgaron en Guatemala y 20 en São Paulo. "Los seleccionados tienen la oportunidad de ponerse en contacto con profesionales de muy alto nivel a los que un fotógrafo puede tardar años de carrera en conocer", explica.

La experiencia del año pasado en Lima y México confirma el proyecto como un catalizador muy efectivo. "En 2009 uno de los visionadores era el director del festival de fotografía de Arles, uno de los más importantes del mundo, y ha seleccionado para el certamen algunos de los trabajos que descubrió entonces en Lima", explica Bussac.

João Castilho no es un fotógrafo novel, tiene más de diez años de carrera a sus espaldas, y está muy calmado ante el visionado de sus fotografías por parte del jurado. "Aunque Brasil tiene una vida artística muy interesante, que me seleccionaran significaría abrir una puerta para mostrar mi trabajo en Europa". Como él, Gustavo Malheiros, hace un tipo muy característico de fotografía documental. Sus imágenes urbanas y sus retratos encierran simplicidad y desconcierto al mismo tiempo.

"Me interesa la textura de los rostros, sobre todo los de los albinos, con sus pieles castigadas en un lugar en el que el sol es tan intenso. Mi intención es documentarlos formalmente", explica el artista, pero aunque se aproxime fríamente a sus modelos, cada imagen cuenta una historia. Claude Bussac apunta que ésa es un característica que ha observado en el trabajo de muchos de los fotógrafos que participan en la iniciativa. "Predomina la fotografía documental, pegada a la realidad, pero siempre subyace un elemento conceptual y esa mezcla es interesante y compleja".

La ramificación de las actividades del festival en América Latina incluye un certamen de comisariado de exposiciones. Los participantes usarán las fotografías de los 40 artistas seleccionados en São Paulo y Guatemala para crear un proyecto expositivo on line. La propuesta ganadora se convertirá en una muestra que viajará por la red de centros culturales de la AECID y servirá de estímulo para crear diferentes discursos con un material visual tan dispar. "Nuestra intención es escoger dos países cada año, uno del norte o del centro y uno del sur, uno grande y otro pequeño", explica Claude Bussac. La directora del certamen asistió al visionado de portafolios en Guatemala el pasado mes de noviembre y descubrió un panorama social muy duro en el que se han abierto paso fotógrafos serios e informados. "Guatemala es una ciudad en la que no hay instituciones culturales locales y todos los proyectos vienen de la sociedad civil", comenta Bussac, la responsable de llevar el espíritu de cazatalentos de PhotoEspaña cuanto más lejos, mejor.