Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Punto final" al litigio por el Teatro Romano de Sagunto

La Generalitat potenciará el uso cultural y social del recinto

La Consejería de Cultura considera que el auto del Tribunal Supremo (TS) que rechaza demoler las obras de rehabilitación en el Teatro Romano de Sagunto (Valencia) "ha puesto punto y final a un largo proceso judicial que se inició hace 20 años" e "impide cualquier tipo de recurso o reclamación sobre el futuro de las obras". La resolución permitirá, además, potenciar el "uso cultural y social" del monumento a través de una serie de obras de adecuación que está previsto iniciar en 2010.

Así lo ha asegurado hoy la directora general de Patrimonio Cultural Valenciano, Paz Olmos, quien ha recordado que en estas dos décadas la Generalitat no ha podido llevar a cabo el mantenimiento del teatro al estar el caso sub iudice. Por eso "ahora está para una rehabilitación", aunque sin modificar lo existente. En este sentido, especificó que la actuación consistirá en la musealización del monumento y en la adaptación a la normativa actual de cuestiones como la accesibilidad y la iluminación del recinto.

El Supremo ha rechazado el recurso del abogado Juan Marco Molines contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia valenciano (TSJCV) que estimó que existía una "causa de imposibilidad legal" para ejecutar un fallo anterior que obligaba a demoler las obras de rehabilitación ejecutadas en el monumento por los arquitectos Giorgio Grassi y Manuel Portaceli a finales de los ochenta. El PP apoyó la lucha de Molines, ex diputado popular, contra la restauración del teatro, y una vez al frente de la Generalitat a partir de 1995, ha cambiado de posición para defender que las obras no se podían revertir.

La directora general subrayó que "ahora que se ha despejado el panorama judicial" el objetivo es potenciar el uso del recinto "como teatro y como museo" con el fin de dar a conocer a todos los ciudadanos "qué significa el Teatro Romano, sus dimensiones y elementos". Las obras de adecuación del recinto se enmarcan "dentro de un plan director elaborado junto al Ayuntamiento de Sagunto que considera la ciudad como un museo y que se completa con actuaciones como el Centro de Interpretación de Visitantes en el Castillo, el Museo Mestre Peña, la Morería o el Circo Romano".

Por su parte, el PSPV de Sagunto ha manifestado su "enorme alegría" por el fallo judicial y ha instado al Consell a "acabar las obras que quedan pendientes y finalizar así una historia que dura casi 20 años". "Ya no hay excusas, Francisco Camps debe cumplir con su compromiso: acabar las obras del teatro y dotarlo de las mejores condiciones para que en él pueda desarrollarse una programación cultural estable que lo dignifique", han añadido los socialistas.