Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Debe pagar la tuna derechos de autor?

El Consejo Nacional de Tunas sostiene que les están reclamando el pago por sus certámenes.- La SGAE niega que cobre a este colectivo, salvo en los "casos que obliga la ley"

Nuevo actor en la polémica de los derechos de autor en España: las tunas. El consejo que las agrupa ha denunciado que la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) les está exigiendo dinero por sus certámenes, acusación a la que ha salido al paso el director general de la SGAE, Javier Trujillo, que ha negado hoy que cobren derechos de autor a las tunas, excepto cuando el público paga por un certamen de tunas o cuando alguien obtiene un beneficio por su actuación, según establece la Ley de Propiedad Intelectual.

"Van a hundir a las tunas. Nuestras actuaciones no tienen ánimo de lucro y el pago que nos están exigiendo provoca que perdamos mucho dinero", ha denunciado Joseba Molina, presidente del Consejo Nacional de Tunas Universitarias de España. Cada año se celebran de 20 a 30 festivales de tunas de distintas facultades y, según denuncian, les han empezado "a reclamar el repertorio" de sus actuaciones "para llevarse su parte", aunque ni se cobre por la entrada.

"No tiene razón de ser"

"Los tunos tienen toda una historia detrás y nosotros no tenemos relación con ellos porque ellos son intérpretes", ha destacado Trujillo en Bilbao, donde ha explicado que la SGAE sólo interviene cuando se organizan certámenes de tunas de las que se obtiene un beneficio. "No tiene razón de ser, está fuera de lugar, además de ser muy difícil que se pueda hacer", ha dicho Molina, quien ha explicado que muchas de las actuaciones de las tunas son gratuitas o a cambio de la invitación a una consumición. Molina ha relatado que su única experiencia con la SGAE fue cuando pretendieron cobrarle por una actuación de ocho tunas en un teatro de Bilbao.

"Los representantes de la SGAE al final se conformaban con una cantidad bajo mano y nos negamos en rotundo, es toda la gestión que hemos tenido con ellos", ha añadido. "Tener inspectores autónomos que van por ahí circulando y que actúan de forma arbitraria, hoy sí y mañana no, le resta legitimidad a la SGAE como sociedad que vela por los derechos de los autores", ha opinado el presidente del Consejo Nacional de Tunos.

Por su parte, Trujillo ha insistido en que la SGAE interviene según la Ley de Propiedad Intelectual y en nombre de los autores cuya gestión de sus obras le han confiado, al tiempo que ha recordado que "no tiene relación con los intérpretes sino con los organizadores de actos en los que obtiene un lucro con esas obras". Así, la SGAE sostiene que tiene que cobrar por las obras que están protegidas por los derechos de autor, por lo que si las tunas interpretan una obra popular de carácter anónimo no hay ningún problema. El problema está en si cantan una adaptación de otro autor, como ocurrió en verano con representaciones populares de obras como Fuenteovejuna, El Alcalde de Zalamea o El Caballero de Olmedo.