Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luisa Etxenike gana el Euskadi de literatura en castellano

La escritora recibe el galardón por su libro 'El ángulo ciego'

La escritora guipuzcoana Luisa Etxenike (San Sebastián, 1957), colaboradora de la edición de EL PAÍS en el País Vasco, ha sido galardonada con el premio literario Euskadi de Literatura en Castellano 2009, que concede anualmente el Gobierno Vasco, por su libro El ángulo ciego (Bruguera). El jurado ha valorado "la prosa poética introspectiva" y "la desnudez cargada de fuerza, ritmo y profundidad de los dos planos narrativos sobre los que Etxenike ha construido su novela". La obra premiada supone, a juicio del jurado, una "serena reflexión y denuncia, desde el punto de vista de las víctimas, de la violencia irracional terrorista y de sus consecuencias". El ángulo ciego se acerca al drama vivido por el hijo de una víctima del terrorismo.

El título de la novela hace referencia al espacio íntimo que el padre del protagonista de esta historia construyó para defender sus sueños. Luisa Etxenike ha explicado también que "el ángulo ciego es la metáfora de ese sitio queno se ve y que, por tanto, es un lugar inaccesible y, por tantoinatacble". Allí no tenían cabida ni el miedo ni la intolerancia ni los peligros que le rodeaban en la realidad. El viceconsejero vasco de Cultura, Antonio Rivera, ha dado a conocer hoy en rueda de prensa en Bilbao el fallo de este premio, dotado con 18.000 euros, así como los de las categorías de Literatura Infantil y Juvenil, que ha recaído en el escritor alavés Rubén Ruiz por su obra Anekdotak, y de Ilustración, concedido a la donostiarra Elena Odriozola por Aplastamiento de las gotas.

Entre huérfano y náufrago

Luisa Etxenike ha señalado, por su parte, que lo que ha pretendido con esta novela es "reflejar los pensamientos, las emociones y sentimientos de los personajes en el instante en que están en su momento más alto de expresividad". La autora ha explicado que la novela está protagonizada por un joven que es hijo del escolta de un político vasco contra el que se perpetra un atentado en el que muere su padre repeliendo el asesinato de su protegio.

La novela, que narrativamente esta estructurada en dos partes (la primera titulada La novela, en clave de ficción, y la segunda denominada La versión original, que pretende reflejar la realidad), sitúa la acción en los momentos que siguen al entierro del escolta, ha agregado. "El padre no está, puesto que ha sido asesinado y está la madre, que va a asumir un papel orientador", indica la escritora guipuzcoana. "La novela -revela su autora-, casi empieza con la idea de que la palabra huérfano y náufrago se parecen mucho, están muy cercanas y, para este joven, la orfandad es un naufragio".

"Sin embargo -prosigue Etxenike-, la madre estará ahí para la transmisión y reafirmación de una serie de valores; fundamentalmente el de ser una persona decente y también para transmitirle que hay que luchar por la propia felicidad". "Porque tratar de luchar por encontrar la felicidad es una responsabilidad humana, junto con la de no hacer daño", ha sentenciado.

La escritora donostiarra ha apuntado también que su "preocupación, dado que la novela narra situaciones que vivimos constantemente y, por tanto, está cerca del lenguaje de los medios de comunicación y de la calle, era que los aspectos temáticos hicieran olvidar que se trata de una obra literaria". "Por eso, mi mayor satisfacción ha sido que la lectura del jurado haya tenido en cuenta que es una novela, un proyecto creativo, aunque sin olvidar esos intentos de plasmar también una realidad", ha manifestado.