Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Polonia y Francia median por Polanski

Diplomáticos de ambos países preparan un escrito para solicitar la liberación del cineasta

Los Ministerios de Exteriores de Polonia y Francia preparan una carta para la secretaria de Estado de EE UU, Hillary Clinton, para interceder por el director de cine Roman Polanski, detenido el pasado sábado por las autoridades suizas a petición de Estados Unidos. El portavoz del Ministerio de Exteriores polaco, Piotr Paszkowski, ha confirmado que están elaborando una petición para solicitar que se archive el caso que ha provocado el arresto de Polanski, acusado de haber mantenido relaciones sexuales en Estados Unidos con una menor hace más de 30 años.

Mientras, los jefes de la diplomacia polaca y francesa, Radoslaw Sikorski, y Bernard Kouchner, respectivamente, pretenden remitir la carta a las autoridades estadounidenses, aunque antes su contenido deberá ser perfilado por los abogados de ambos países. Por su parte, el ministro de Cultura de Polonia, Bogdan Zdrojewski, se ha mostrado sorprendido por el repentino arresto de Polanski, mientras que conocidos directores polacos, entre ellos Agnieszka Holland y Andrzej Wajda, pedían a Varsovia una acción decidida para lograr la liberación de su colega.

El director de cine, que tiene nacionalidad gala y polaca, ha vivido desde 1978 principalmente en Francia, país del que no puede ser extraditado ya que París rechaza entregar a sus propios ciudadanos a la justicia de otros países. Además, los cargos de los que acusan los tribunales de Estados Unidos a Polanski no son objeto de extradición, según la legislación francesa. El cineasta fue detenido la noche del sábado a su llegada a Suiza, donde iba a participar en el festival de Zúrich.

Recurrirán su extradición

"Vamos a exigir su liberación y vamos a defendernos de las razones para este procedimiento de extradición", ha declarado al diario Le Figaro Herve Temime, abogado de Polanski. "Es indefendible que 30 años después de los hechos, pueda pasar un solo día en prisión un hombre de 76 años que ha demostrado que no representa ningún peligro para la sociedad y cuya reputación está bien establecida", añade el letrado.

El director siempre ha sostenido que la niña tenía experiencia sexual y que había consentido la relación. El cineasta pasó 42 días en prisión bajo examen psiquiátrico. Huyó de los Estados Unidos en 1978 y fue detenido el sábado tras llegar a Suiza para recibir un premio a toda su carrera en el Festival de Cine de Zúrich. La fiscalía de Los Ángeles supo la semana pasada que Polanski iba a viajar a Suiza y pidió al Departamento de Justicia de EE UU que tramitara la orden de detención ante las autoridades del país helvético. Un portavoz del Departamento de Justicia suizo ha señalado que la posible concesión de la libertad bajo fianza a Polanski "no está en absoluto descartada".

Un plazo de 60 días

Por su parte Temine ha señalado que se disponía a viajar Zúrich junto a la esposa de Polanski, la actriz francesa Emmanuelle Seigner, quien, según el abogado, está muy afectada por la detención. Las autoridades de EE UU tienen ahora hasta 60 días para hacer firme su solicitud de extradición, pero Polanski puede apelar al Tribunal Federal Suizo de Justicia contra esa orden de extradición. Una portavoz del tribunal ha señalado que todavía no ha recibido ninguna indicación al respecto.

Polanski ha venido evitando los países que cuentan con un tratado de extradición con Estados Unidos. Nunca ha regresado a Los Ángeles donde en 1969, por otra parte, su entonces mujer, la actriz Sharon Tate -que estaba embarazada-, fue asesinada por seguidores de Charles Manson.