Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zalamea planta cara a la SGAE

El alcalde de la localidad considera "un atraco" que la entidad quiera cobrar cualquier cantidad por la representación de la obra de Calderón

El alcalde de Zalamea de la Serena (Badajoz), Javier Paredes, ha insistido hoy en que consideran un "atraco" que la SGAE pretenda cobrar por la representación que cada año hacen los vecinos de la obra de Calderón de la Barca, porque es "como si intentan cobrarle a uno por contar la vida de su abuelo". En ese sentido, ha recalcado que ya trabajan en un versión libre de la obra de Calderón de la Barca El alcalde de Zalamea, para no tener que pagar derechos de autor.

Un portavoz de la SGAE ha explicado que esta entidad no ha reclamado al Ayuntamiento de la localidad entre 12.000 y 14.000 euros, tal y como criticaba ayer su alcalde Javier Paredes, sino que dado el "carácter aficionado" de la representación la suma asciende a 95 euros. Sin embargo, el portavoz puntualiza que el ayuntamiento de esta localidad debe a la SGAE 24.000 euros, ya que desde 1998 no paga por todos aquellos actos culturales que organiza, bien sean conciertos o representaciones, y que devienen derechos de autor.

Javier Paredes ha reconocido que el dinero que les reclama la Sociedad General de Autores "es por todos los actos culturales de Zalamea, entre ellos el teatro", en este último caso por la adaptación de El alcalde de Zalamea que realizó Francisco Brines y que es la que se representa desde hace 16 años en la localidad. Paredes ha aclarado que "no quiere ninguna polémica con la SGAE ni con nadie", pero ha insistido en que es injusto que pretendan cobrar derechos de autor por esta representación, "porque lo que nosotros estamos contando es la historia de nuestro pueblo". El alcalde de Zalamea ha precisado que "el dato económico es el que menos me importa", lo esencial, ha dicho, "es el hecho".

En ese sentido, ha indicado que "si hay que pagar, se pagará, lo que me parece injusto es que nos cobren por el teatro, sea un euro o sea un millón de euros, me da igual". Por otra parte, Paredes ha señalado que como alcalde no conoce a nadie de la SGAE, "que no van a Zalamea para nada" y que establecen sus procedimientos "como les da la gana", algo que puede ratificar, ha dicho, cualquier alcalde o concejal de cualquier formación política. Ha considerado que los impuestos los deben cobrar el Ministerio de Hacienda, las administraciones autonómicas, provinciales o locales, pero "no creo que la SGAE deba cobrar un impuesto casi revolucionario".

Por su parte, el PP de Extremadura ha dicho hoy compartir la indignación de los ciudadanos de Zalamea de la Serena y ha denunciado, en un comunicado remitido a Efe, que "estos buitres de la cultura progre" pretendieron el mes pasado en Fuente del Maestre (Badajoz) cobrar el "impuesto revolucinario musical" por un concierto destinado a recabar ayuda económica para los campamentos de refugiados saharauis.