El presidente de la SGAE llama "cretinos" a un grupo de trabajadores

Teddy Bautista se refiere a los miembros del Comité de Empresa que se han manifestado contra los despidos en la sociedad de autores en El Escorial

El presidente del Consejo de dirección de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), Eduardo Teddy Bautista, negó hoy que la sociedad vaya a despedir a una cuarta parte de la plantilla, tal y como denunciaron un grupo de trabajadores -miembros del comité de empresa- que se manifestaron en contra de los últimos despidos en San Lorenzo de El Escorial. Bautista, que calificó de "cretinos" al grupo de empleados que participó en la protesta, acusó a los manifestantes de estar "confundiendo a la opinión pública".

Los manifestantes, que solicitaban "menos imposición y más gestión", acusaron a la empresa de querer "prescindir de una cuarta parte de la plantilla" y denunciaron "amenazas constantes" de la empresa al Comité. Asimismo, criticaron que la SGAE pretenda "pagar con los trabajadores los proyectos faraónicos", algo que "no van a permitir", y señalaron que las causas de los últimos nueve despidos fueron "pequeñeces" como, por ejemplo, "un error de grabación".

El presidente de la Sociedad General de Autores, por su parte, acusó a los trabajadores de quejarse cuando cobran "cuatro veces el salario medio interprofesional" y aseguró que nunca se han planteado despedir a la cuarta parte de la empresa. "A lo mejor están dando ideas porque no es posible, ni está previsto", dijo. En la misma línea, consideró que la polémica generada por la nueva sede de la SGAE que se ubicará en el Palacio Infante Don Luis de Boadilla (Madrid), declarado como Bien de Interés Cultural, es "desinformación una vez más", ya que no es una sede sino un "centro de conocimiento". "Son centros para crear audiencia, una ventana para los nuevos talentos, con un norte cultural", explicó el dirigente. Por último, Bautista, se refirió a las crisis de imagen de la entidad, en relación a las cuales aseguró que "las mentiras no manchan", aunque sí obligan a "rectificar" y la SGAE,"acostumbrada a ello",cuando algo se tiene que enmendar se recurre "a la Ley de Prensa". "La credibilidad necesita rectificación, ya se lidia con ello", apuntó

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS