Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Todo el mundo quiere a Manolo

El actor Manuel Alexandre recibe emocionado la medalla de Alfonso X el Sabio de manos del presidente Zapatero

Goya honorífico en 2003, premio a toda una vida de la Unión de Actores, premio de la Crítica... el actor Manuel Alexandre (Madrid, 1917) ha sumado hoy una más a su larga lista de condecoraciones, la medalla de Alfonso X el Sabio que le ha sido entregada por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en un acto muy emotivo, donde se han dado cita amigos y compañeros.

"No sé qué deciros, con las palmas que me habéis ofrecido me conformo. Estimo mucho la amistad y ver que tengo tantos amigos delante me deja sin habla", ha dicho abrumado Alexandre después de escuchar durante largo rato la ovación de los asistentes, entre los que se contaban, entre otros, su amigo del alma (y del Café Gijón), el también actor Álvaro de Luna, los directores José Luis Cuerda, Gonzalo Suárez y Gerardo Herrero, sus compañeros Juan Diego y Marisa Paredes.

También han estado presentes en el actor los ministros de Educación, Mercedes Cabrera, y Cultura, César Antonio Molina.

"Quisiera saber el nombre de cada uno de vosotros para no olvidarme el resto de mi vida no sólo tenéis aquí a un amigo, sino a un hermano, contad conmigo para lo que queráis, sea lo que sea", ha añadido el actor.

Manuel Alexandre es un rostro imprescindible de la cinematografía española del siglo XX. Su segundo papel en la gran pantalla en Bienvenido Mr. Marshall (de Luis García Berlanga, 1952), le abrió las puertas al resto de grandes clásicos del celuloide nacional: Muerte de un ciclista (1955), Calle Mayor, Calabuch (1956), Plácido y Atraco a las tres (1963), El verdugo (1964), Tamaño natural (1974), El año de las luces (1986) y Amanece, que no es poco (1989) son algunas de las películas en las que ha participado.