Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuando un preso ultraviolento se convierte en estrella de cine

Polémica en torno a un filme sobre la vida de Charles Bronson, el hombre más peligroso de Reino Unido

Algún crítico ha definido esta película como "La naranja mecánica del siglo XXI". Lo que es seguro es que, como el filme de Stanley Kubrick, Bronson desencadenará un debate en torno a la violencia. Su preestreno ayer en Londres ya ha hecho correr ríos de tinta. Bronson narra la vida del llamado hombre más peligroso del Reino Unido, un ex boxeador que lleva 34 años en prisión y cuya voz (pese a no contar con el permiso judicial pertinente) pudo escucharse anoche en la gala celebrada en un cine del West End londinense, señala hoy The Times.

Nacido en Gales, en 1952, la peripecia vital de Michael Peterson (apodado Charles Bronson, como el actor, por su mánager en los tiempos en que se ganó el pan como púgil) ha sido llevada a la gran pantalla por Nicolas Winding Refn, un treintañero de origen danés cuya obra más conocida hasta la fecha es Pusher. Cuando Bronson entró en la cárcel por vez primera, en 1974, el director del filme sobre su vida apenas tenía cuatro años.

Un robo a mano armada le llevó a prisión con una condena de siete años, pero los sangrientos incidentes que Bronson fue provocando por cualquiera de las 120 prisiones que ha visitado han ido incrementando su reclusión. En una ocasión, en 1998, tomó como rehenes a dos presos iraquíes, a los que obligó a que le llamaran "general". Según cuenta Wikipedia, amenazó con comerse a uno de ellos si no se cumplían sus peticiones: un helicóptero para volar a Cuba, dos metralletas Uzi, 5.000 recambios de munición... y un hacha.

Desde 1999 cumple pena en un módulo de aislamiento, sin contacto con otros presos, en el penal de máxima seguridad de Wakefield, por eso las autoridades penitenciarias se han visto sorprendidas al enterarse de que el recluso se las había ingeniado para hacer llegar un mensaje con su propia voz a la gala de estreno del filme.

Un mensaje y un estreno que coinciden en el tiempo con una nueva vista oral de Bronson para solicitar la libertad condicional. En la sala de cine, a oscuras, la voz de Bronson retumbó entre los invitados: "La gente verá lo que fui en un tiempo: un hombre atrapado en un malvado y corrupto sistema penal. No saco pecho. Fui realmente horrible, violento, malo. No estoy orgulloso de ello, pero tampoco me avergüenzo, porque por cada golpe que he dado he recibido 21".

La película, protagonizada por el actor Tom Hardy (RocknRolla), tiene cierto tono apologético, con escenas cómicas y música techno de Pet Shop Boys. La fascinación que la figura de Bronson puede provocar en el público (ya existe una campaña en la Red para liberarle) y el hecho de que se haya filtrado su voz en el estreno, han puesto en guardia a algunos sectores de la sociedad británica.

"Esperamos que el secretario de Justicia, Jack Straw, tome nota y vea si es correcto y apropiado emprender alguna medida contra los responsables", ha declarado a ITN Glyn Travis, miembro de una asociación de funcionarios de prisiones.