Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La razón de que el cine iraní recurra a la metáfora

Los cineastas Firouzeh Khorsavani y Mahmoud Sani, asisten al festival de cine tinerfeño para explicar los controles ideológicos en su país

El cine iraní es uno de los más pujantes de Asia, pero desde la Revolución Islámica de 1979 han surgido numerosos obstáculos a su proyección. "Tras la revolución el cine iraní se vio constreñido a crecer en un contexto de grandes limitaciones. La supervivencia pasaba por respetar una serie de normas muy estrictas como la vestimenta de las actrices que debía seguir las mismas pautas impuestas a todas las mujeres en el espacio público y, en general, no mostrar comportamientos contrarios a la moral islámica establecida", explica Firouzeh Khosravani, una de los seis cineastas iraníes cuyas obras se proyectan durante esta semana en el III Festival de Cine Documental MiradasDoc, en Guía de Isora (Tenerife).

Junto a Mahmoud Sani, Khosravani asiste al festival tinerfeño, donde ha explicado cuál ha sido el resultado inesperado de este control a la creación. El sometimiento al que se ven sujetos los más de 3.000 directores iraníes en activo, ha dicho Khorsravani, ha favorecido el impulso de un cine metafórico de calidad. "Las prohibiciones en Irán han contribuido a desarrollar un valioso cine metafórico y a la vez minimalista. Para representar ciertas situaciones e ideas los realizadores se han visto obligados a crear un código especial que en lugar de mostrar claramente las cosas, la da a entender", detalló la autora iraní.

Por su parte, Mahmoud Sani, que presenta las cintas Che. El dulce sueño de la caña y Su nombres es curación, también explicó que, debido a los controles del gobierno, la gran mayoría de los documentales se tienen que mostrar fuera de Irán.

Homenaje a Abbas Kiarostami

El célebre director iraní Abbas Kiarostami recibirá un homenaje con un ciclo dedicado a su obra. El Festival proyectará cuatro documentales de sus documentales, que mostrarán esos guiones sencillos con los que consigue conmover al espectador. La programación comenzará con la proyección de dos de sus primeros largometrajes, ¿Dónde está la casa de mi amigo? (1987) y Y la vida continua (1991). Seguirán Abc África (2001) y Ten (2002).