Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Watchmen' se enmaraña en los tribunales

Fox demanda a Warner por violar su derecho a adaptar el clásico del cómic de superhéroes

Watchmen, la película que iba a marcar un antes y un después en el cine de superhéroes, podría quedar encallada en los tribunales antes incluso de estrenarse si prospera una demanda de la productora Fox. Acusa a Warner, propietaria de la cinta, de violar el copyright de la adaptación al cine del cómic y de interferir en un contrato anterior para llevar la legendaria serie a la gran pantalla. Un juez de Los Angeles estableció el pasado 20 de agosto que la Fox tiene pruebas suficientes para reclamar sus derechos, según informaba The Hollywood Reporter.

La decisión judicial supone que el estreno de la película, previsto para marzo de 2009, podría quedar aplazado. Los abogados de la Fox ya han anunciado lo que le van a pedir al tribunal: que "prohíba el estreno de la cinta de Warner Brothers y de cualquier otro producto relacionado con Watchmen que viole nuestro copyright sobre esa propiedad".

Los abogados de la Fox sostienen que su compañía tiene los derechos de distribución de la cinta, que adapta el cómic creado por Alan Moore y Dave Gibbons en 1986 acerca de un grupo de superhéroes que está siendo exterminado. Warner ha apostado fuerte por la cinta. Cuenta con un presupuesto de 120 millones de dólares (81 millones de euros), la dirige Zack Snyder (300) y ya está en fase de postproducción.

El acuerdo de la discordia

La Fox basa su demanda en un acuerdo que firmó en 1991 con el productor Larry Gordon, de Largo Entertainment, para rodar la adaptación cinematográfica del cómic. Finalmente, el proyecto quedó aparcado. Y, según el documento, Fox renunciaba a la posibilidad de reclamar sus derechos sobre Watchmen con la condición de que si la productora decidía finalmente rodar el cómic, la distribuidora de la cinta sería la Fox.

En 1994, Gordon negoció una opción de compra sobre los derechos de la Fox, pero, según la compañía, no los consiguió. Más tarde, en 2006, en plena oleada de éxito del cine superheroico, la Warner se interesó de nuevo por Watchmen, un proyecto que parecía ya maldito, y le compró los derechos a Gordon. La Fox considera que esa venta no incluía sus derechos sobre la distribución y la Warner asegura que sí.

Retirada o reparto

Los abogados de Warner alegan que Fox no tiene ningún interés en el proyecto e insisten en que la decisión del juez no valora las acusaciones de la productora demandante. "Sólo concluye que Fox ha cumplido los requisitos para poner la demanda", según ha señalado un portavoz a The Hollywood Reporter. Algunos expertos señalan que el litigio podría acabar con la retirada de la cinta o, quizá más probablemente, con un reparto de los beneficios entre las productoras.

Un clásico maldito

Watchmen está considerado como uno de los grandes clásicos de los cómics de superhéroes. Creado por Alan Moore y Dave Gibbons en una serie doce capítulos entre 1986 y 1987, 'Watchmen' está ambientada en unos años ochenta en plena Guerra Fría, al borde del conflicto nuclear. En los Estados Unidos, los superhéroes han sido ilegalizados poco después del nacimiento del primer superhombre auténticamente todopoderoso, el Doctor Manhattan. Un grupo de enmascarados regresa a escena cuando advierten que algo o alguien los está exterminando uno a uno. Aunque Moore ha insistido una y otra vez en que 'Watchmen' es "lo exactamente opuesto a lo cinemático", la idea de llevar a la gran pantalla esta historia con tintes de cine negro surgió prácticamente al mismo tiempo que se publicaba el cómic. Fox fue la primera en comprar los derechos, ya en los ochenta, con Joel Silver en la producción y Sam Hamm en el guión. Tras cinco años, la idea fue desechada. Luego lo intentó Warner, esta vez con el ex Monty Python Terry Gilliam a las riendas, pero los problemas con el guión y el presupuesto lo echaron por la borda a finales de los noventa. En 2001 el guionista David Hayter volvió a la carga y peregrinó por Universal, Revolution y Paramount, que le dio el sí. Era 2004 y Darren Aronofsky parecía el tipo idóneo para dirigirla. Pero también abandonó, igual que Paul Greengrass después de él. Hasta que llegó 2006 y el éxito de la adaptación del cómic 300, dirigida por Zack Snyder. A Warner se le hizo la boca agua contrató a aquel joven para rodar de una vez por todas, esta sí, la versión más fiel del 'Watchmen', según anunciaron. La fecha de estreno: marzo de 2009, tribunales mediante.

Más información