Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Viña Rock vuelve a casa

El festival alternativo se celebra del 1 al 3 de mayo en Villarrobledo, tras un año de ausencia por un litigio con la anterior productora

Los próximos 1, 2 y 3 de mayo Villarrobledo se convertirá, durante un fin de semana, en la 'capital' del rock de nuestro país, gracias a la celebración del Viña Rock. Con las actuaciones de artistas tan diversos como Sepultura, Violadores del Verso, Peret o Rosendo, la localidad albaceteña busca resarcirse en esta edición del litigio con la anterior productora del concierto, Matarile, que en 2007 se llevó el festival al recinto de Benicàssim.

Atrás queda un año en el que Villarrobledo estuvo a punto de quedarse sin festival. "La productora Matarile reclamó el nombre Viña Rock y un juzgado de Valencia le dio la razón", ha explicado a ELPAIS.com el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Villarrobledo, Antonio Arribas. Fue en este momento cuando la productora decidió trasladar el evento a Benicàssim, argumentando la falta de inversiones del consistorio en el recinto y la presión para excluir a ciertos artistas, como Soziedad Alkoholika.

"El recinto, en diez años, no se mejoró, mientras que en Benicàssim había unas instalaciones mucho mejores", ha señalado a este diario José Gómez, director del festival de Matarile (ahora llamado Viña). "Además, hubo presiones para no traer a algunos grupos, por eso en la nueva localización lo primero que pedimos es que la organización del festival fuera sólo cosa nuestra". Así, en 2007 el Viña Rock se celebró por primera vez fuera de su ubicación habitual, y recibió la asistencia de unas 50.000 personas, según los organizadores.

Pero Villarrobledo se resistía a quedarse sin lo que consideraba 'su' festival y organizó, en las mismas fechas, el Villarrockbledo. "No queríamos un año en blanco", ha señalado Arribas, "y conseguimos atraer a 30.000 personas a la ciudad, a pesar de organizarlo en sólo 66 días". Después, en abril de 2007, una sentencia de la Audiencia Provincial de Valencia dio la razón al ayuntamiento, devolviendo la titularidad de la marca Viña Rock al municipio.

"Creo que no se puede entender este festival fuera de Villarrobledo, este año se recupera en todo su esplendor y ya no va a volver a irse de aquí", concluye el concejal de Cultura. De momento, han vendido 30.000 entradas en la venta anticipada, por lo que el consistorio espera un éxito similar al del mejor año del festival, en 2006, cuando acudieron 75.000 personas. Sin embargo, tanto el ayuntamiento como Matarile han confirmado a ELPAIS.com que la productora ha presentado un recurso de casación ante el Tribunal Supremo, por lo que todavía cabe un cambio de titularidad del nombre en próximas ediciones.

Música para todos los gustos

Más allá de las polémicas, lo que más interesa cuando hablamos de festivales es la música. En esta edición las actuaciones llegarán de la mano de artistas consagrados de la escena del rock independiente español, como Barricada, Los Suaves, Reincidentes, Barón Rojo o Rosendo, mientras que el hip hop estará representado por Violadores del Verso, 7 Notas 7 Colores, Mala Rodríguez o La Excepción.

Durante los tres días del Viña Rock, que se celebrará durante el puente de mayo, se podrán ver también las actuaciones de grupos de otros países, como Sepultura (Brasil), Soulfly (Brasil/EE.UU.), Cypress Hill (Cuba/EE.UU.) o Molotov (México). Además, los vitorianos Soziedad Alkoholika vuelven al festival por primera vez desde que la AVT les acusara de enaltecimiento del terrorismo por sus letras. "Esta es la prueba de que aquí no censuramos a los artistas", ha señalado Antonio Arribas.

Por su parte, los escenarios de Villarrobledo recibirán a artistas más 'rumberos', como Peret, Kiko Veneno o Albert Plá, además de otros grupos que han seguido su senda musical, como Muchachito Bombo Infierno o Los Delinqüentes. Marea, Narco y Koma también ofrecerán sus canciones al público de un festival que, al menos este año, se queda en Albacete.