Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece a los 93 años Antonio Colino, miembro de la RAE

Ocupaba el sillón 'G' y presidía la Comisión de Vocabulario Científico y Técnico

El ingeniero y miembro de la Real Academia de la Lengua Antonio Colino, que ocupaba desde 1972 el sillón G de la RAE, ha fallecido hoy en Madrid a los 93 años.

El director de la Academia, Víctor García de la Concha, le ha definido como "una pieza rigurosamente clave de la institución".

El funeral por Antonio Colino, nacido en Madrid en 1914, tendrá lugar mañana a las 12.00 en el tanatorio de La Paz, donde hoy se ha instalado la capilla ardiente. A continuación, sus restos mortales serán enterrados en el cementerio de Tres Cantos.

Víctor García de la Concha ha resaltado de Colino su asiduidad a la RAE, "era el académico con mayor número de asistencias, en diciembre hubiera cumplido las 2.030, y era la persona con la que se contaba siempre. Para mí, en la que encontraba el consejo más oportuno".

El segundo académico más antiguo de la RAE

"Después de Martín de Riquer, era el académico más antiguo de la RAE, había sufrido una intervención de la que salió muy bien, y aunque seguía apenado por el reciente fallecimiento de su esposa, quería volver a las reuniones de la Academia el próximo miércoles", ha dicho De la Concha.

El director de la RAE veía en Colino a "una persona de enorme equilibrio, excelente consejo, querido por todos, que fomentaba la convivencia y era un académico más que ejemplar".

De la Concha también ha subrayado la labor de Antonio Colino al frente de la Comisión de Vocabulario Científico y Técnico. "Demostraba aquí su gran inteligencia y sensibilidad, pero no solo, pues intervenía mucho también en todas las comisiones", ha subrayado.

El director recordó que Colino era "un trabajador infatigable, que no sólo quería trabajar los días de Pleno, sino que hizo que se multiplicaran las horas de las comisiones del Vocabulario Científico y Técnico, donde su labor fue siempre digna de todo elogio."

Antonio Colino, que formaba parte también de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, tuvo, entre otros muchos cargos, los de profesor de Electrónica en la Escuela Superior de Ingenieros Industriales de Madrid, presidente del Instituto de Investigaciones Físicas "Leonardo Torres Quevedo", vicepresidente del Foro Atómico Español y vicepresidente de la Junta de Energía Nuclear, de la que fue uno de sus fundadores. Era doctor en Ingeniería Industrial y fue director general de la empresa Marconi Española, así como consejero fundador del Instituto Nacional de Electrónica.

Como es tradición en la RAE, hoy ondea a media asta la bandera española en la fachada y su portón se encuentra entornado, una antigua costumbre que sigue la institución cada vez que fallece "un miembro de su familia" y es que, según De la Concha, "los académicos formamos una familia unida"