Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mike Oldfield y su experimento acústico aterrizan en Bilbao

El Guggenheim acoge mañana el estreno mundial de 'Music of the Spheres'

Después de varias semanas calentando motores y ultimando detalles, el músico británico Mike Oldfield (Reading, 1953) ha presentado hoy en Bilbao el concierto que supondrá el estreno mundial de su último trabajo. Será mañana, en el Museo Guggeheim, rodeado de una orquesta cuya música que acompañará al compositor de Music of the spheres en su primera aventura sinfónica.

Oldfield ha abandonado, al menos por ahora, el sonido de su tan querida guitarra eléctrica, y el de mañana será un concierto estrictamente acústico. "Ni altavoces, ni amplificadores ni ningún otro dispostivo electrónico, salvo el micrófono que tendré delante de mi guitarra", ha matizado el compositor británico. "La guitarra española es un instrumento maravilloso", ha concluido.

Al calor de una orquesta

Music of the spheres ("algo así como una obra de arte que contiene la esencia de la naturaleza, de lo divino") es el primer álbum sinfónico del guitarrista que, con 19 años, asombró al mundo con Tubular Bells (1973) . El viernes, tres décadas y media después, agazapado tras el atrio del Museo Guggenheim de Bilbao, Oldfield contará con la colaboración de la joven soprano neozelandesa Hayley Westenra, la Orquesta Sinfónica de Euskadi y las voces femeninas de la Sociedad Coral de Bilbao.

Con el gesto ilusionado de alguien que tiene delante un reto desconocido, Mike Olfield ha explicado ante las cámaras que "el concierto va a ser un maravilloso experimento acústico, con una orquesta, una guitarra clásica, la voz de una soprano y un coro de voces femeninas. "Y en función del resultado que tenga", ha matizado,"veremos si en el futuro podemos llevar a cabo experimentos parecidos".

"Más matices que el rock británico"

Respecto a los motivos de su incursión en la música clásica con este trabajo, Oldfield ha subrayado que cuando escucha la música rock que se hace en el Reino Unido, "o en cualquier otra parte del mundo, la conclusión es que es una música que se repite continuamente". "Este experimento con música clásica", ha añadido, "conlleva cantidad de instrumentación porque es música repleta de color, textura y muchísimos más matices que la música rock y, como consecuencia de ello, ofrece infinitas posibilidades más".

Mike Oldfield ha explicado que no ha habido una razón específica para que el estreno mundial de su último trabajo discográfico se lleve a cabo en Bilbao y, aunque ha explicado que "siempre ha habido una conexión muy importante entre la música" que ha compuesto e interpretado "con la que se toca en Euskadi y en el norte de España", Oldfield diluye la responsabilidad de su inspiración: "es algo que tiene que ver con el destino".

Sobre la posibilidad de llevar a cabo más conciertos en España, el compositor británico afincado en Mallorca ha insistido en que, en todo caso, podría actuar "en ciudades como Madrid o Barcelona con el apoyo de las orquestas locales".