Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Los astrólogos mataron al filósofo?

El pensador renacentista Pico della Mirandola pudo ser asesinado por negar que la astrología fuese una ciencia

El filósofo italiano Giovanni Pico della Mirandola (1463-1494) no habría muerto por una enfermedad sino asesinado, por haber indicado en uno de sus textos que la astrología era un arte adivinatoria y no una ciencia.

Al menos, esa es la conjetura del profesor Silvano Vicenti, presidente del Comité Nacional para la Valoración de los Bienes Culturales, a partir de la lectura de una carta inédita y anónima dirigida al también filósofo y humanista Marsilio Ficino.

"Ese escrito debe desaparecer. Encuéntralo..."

"Pico (...) se ha transformado en víctima. Su libro asumirá más importancia. Pico dudaba de publicarlo, ahora su heredero sentirá el deber de hacerlo. El Papa quiere el libro para comprometernos. Ese escrito debe desaparecer, encuéntralo", se lee en la misiva.

La carta, que será publicada en un libro de próxima aparición titulado Delitti e misteri dal passato (Delitos y misterio del pasado), escrito por Vicenti, fue avanzada hoy por los medios de comunicación locales.

Vicenti conjetura la posibilidad de que su asesinato fuera ordenado por Piero di Medici, hijo de Lorenzo El Magnífico.

Análisis de ADN

La tesis del asesinato puede quedar confirmada si los análisis de ADN que se han practicado a los restos del filósofo, enterrado en la Iglesia de San Marcos en Florencia, dan positivo a las pruebas toxicológicas, ya que una de las hipótesis es su asesinato envenenado con arsénico.

Un equipo científico comenzó a realizar esos análisis a principios de mes. El hecho de no considerar la astrología como una ciencia, sino como un arte adivinatoria habría causado un gran malestar en la sociedad de finales del siglo XV, donde se la consideraba una ciencia perfecta.

Además, el Vaticano también estaba en contra de considerarla una ciencia, por lo que si las ideas de Pico della Mirandola lograban calar, le habría permitido llevar a muchos personajes importantes ante la Santa Inquisición. Hasta ahora se ha creído siempre que la muerte del filosofo se debió a una enfermedad.