Muere el pianista canadiense de jazz Oscar Peterson

Un fallo renal ha acabado, a los 82 años, con uno de los músicos de jazz más reconocidos, maestro de varias generaciones de pianistas

El pianista y compositor de jazz Oscar Peterson, uno de los canadienses más conocidos en el extranjero, ha muerto este lunes en su domicilio en las afueras de Toronto, a los 82 años. Célebre por sus rápidos solos, fruto de una técnica depuradísima, ha fallecido a causa de un fallo renal, según la televisión pública canadiense.

Nacido el 15 de agosto de 1925 un barrio obrero de Montreal, su padre sólo le permitió seguir su carrera musical a cambio de que fuera "el mejor". Peterson lo consiguió, convirtiéndose en uno de los músicos de jazz más reconocidos, como solista y como acompañante, y en una influencia decisiva para varias generaciones de músicos.

Su estilo se caracterizó por un dominio inigualable del piano y por la libre combinación desde el boogie-woogie hasta el stride e el bebop.

Desde su fulgurante aparición en la escena mundial con una célebre actuación en el Carnegie Hall de Nueva York en 1949, Peterson acumuló premios y reconocimientos, incluyendo un Grammy a toda su carrera en 1997 y un premio del International Jazz Hall of Fame. Además, colaboró con artistas de la talla de Roy Eldridge, Stan Getz, Dizzy Gillespie, Charlie Parker, Joe Pass, Ben Webster y Lester Young.

Su país le nombró Miembro de la Orden de Canadá, la mayor condecoración civil canadiense, y fue el primer ciudadano canadiense cuya efigie figuró en un sello de correos.

Lo más visto en...

Top 50