Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Por qué fracasan las películas sobre Irak en EE UU?

Los filmes sobre la guerra de Irak obtienen en Estados Unidos una baja recaudación

Hollywood ha estado callado. Mientras políticos y expertos han utilizado la ocupación de Irak como uno de sus principales temas de discusión desde que estallara la guerra en 2003, la industria cinematográfica no ha sido muy productiva. Si bien es cierto que algunos directores y actores han encabezado las protestas contra la presencia estadounidense en el país, el número de películas sobre el conflicto está muy lejos de asemejarse a la extensa colección que dio la guerra de Vietnam. ¿La razón? El conflicto no ha logrado atraer la atención del público de masas, según argumenta un reportaje que publica la revista Time.

Leones por corderos dirigida y protagonizada por Robert Redford, o En el Valle de Elah, de Paul Haggis, son algunos de los últimos filmes sobre Irak. La lección de civismo de la primera, que culpa a políticos, medios de comunicación y a la población en general, obtuvo una baja recaudación en su primer fin de semana. Lo mismo sucedió con la película de Haggis, una historia sobre un hombre que busca a su hijo muerto tras regresar de Irak.

Una de las películas más duras sobre la guerra de Irak sea posiblemente Redacted, de Brian de Palma. Estrenado el pasado viernes, el film se construye a partir de una mezcla de noticias simuladas de televisión, blogs de YouTube o un video diario de combate que narran la violación de una niña iraquí y el asesinato de su familia a manos de soldados estadounidenses.

Según Time, el sentimiento generalizado de la población estadounidense sobre la mala reputación internacional de su país como consecuencia de la ocupación de Irak dificulta enormemente hacer películas de éxito sobre el conflicto.