Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El director de la Feria de Francfort lamenta la ausencia de autores catalanes en castellano

Juergen Boos ha señalado que la ausencia se explica por "el nacionalismo y la vanidad"

El director de la Feria Internacional del Libro de Francfort, Juergen Boos, dijo hoy en la inauguración que es una pena que no esté presente en ella "toda la variedad de la bella cultura catalana", incluidos los autores que escriben en castellano.

Boos ha reconocido que esta cuestión se ha convertido en un tema de debate que ha dominado los medios de comunicación en los últimos meses, una cuestión lingüística que "ya se produjo con la India en la anterior edición".

El director de la Feria ha asegurado que "en esta ocasión se tramitó la invitación a todos los autores catalanes, pero la mayoría de los que escriben en castellano no quisieron venir por una amplia gama de motivos".

Agregó que algunos de los autores no han venido por razones políticas y otros, como Eduardo Mendoza, porque, según Boos, "es un escritor conocido y sus libros se venden bien en Alemania, mientras que los de sus colegas que escriben en catalán no tienen tanta difusión, y por eso ha querido dar la prevalencia a los autores catalanes".

En opinión de Boos, esta situación supone "un debate interesante que tiene que ver con el nacionalismo, con el regionalismo y hasta si se quiere con la vanidad de algunos autores que se consideran maltratados por no haber sido invitados con suficiente antelación".

El director de la Feria de Francfort aseguró por último no ha perdido todavía la esperanza de ver a algunos estos autores ausentes entre los invitados en lo que queda de Feria.

"Espero finalmente que vengan tras hablar con sus editores alemanes o españoles y que no desaprovechen esta oportunidad", concluyó.

El origen del conflicto

Todo empezó el año pasado, cuando el Instituto Ramon Llull, encargado de promover la cultura catalana, decidió invitar a la Feria únicamente a los autores que escriben en catalán, lengua que se extiende sobre un territorio con 13 millones de habitantes. Unos 9 millones la hablan y cerca de 11 la entienden.

Acusado de estar influido por los separatistas, en junio se echó atrás en su decisión y acabó por invitar también a los autores que escriben en castellano. Pero la mayoría de éstos, entre ellos Carlos Ruiz Zafón (La sombra del viento) a Javier Cercas (Soldados de Salamina y Eduardo Mendoza (La ciudad de los prodigios), rechazaron la invitación.