Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Robados en la Biblioteca Nacional dos mapamundis de 1482

La obras fueron sustraídas de la Sala Cervantes, a la cual sólo acuden los usuarios que poseen el carné de investigador

Dos mapamundis grabados e ilustrados que formaban parte de sendos ejemplares de la edición incunable de 1482 de la obra de Ptolomeo Cosmografía, han sido sustraídos de la Biblioteca Nacional, según fuentes de esta institución. Según la Biblioteca Nacional, estos ejemplares se guardan en la Sala Cervantes, a la cual sólo acuden los usuarios que poseen el carné de investigador.

La sustracción se produjo "burlando las estrictas medidas de seguridad en la Biblioteca Nacional en vigor desde los años noventa".

De la edición de la Cosmografía sustraída se conservan actualmente cerca de 120 ejemplares en las más importantes bibliotecas del mundo.

Búsqueda de pistas

La Biblioteca Nacional ha procedido inmediatamente a precintar ambos volúmenes para preservar las posibles pruebas y a denunciar el hecho ante la Unidad de la Guardia Civil especializada en Patrimonio Histórico, que ha iniciado la investigación para recuperar las páginas sustraídas.

No es el primer robo de importancia que se produce en la Biblioteca Nacional en los últimos treinta años, ya en 1981 la policía detuvo en Cuenca a J.F.J.R.R. como autor del robo de unos mapas antiguos.

En mayo de 1988 la policía recuperó en el domicilio particular de un bibliófilo 200 libros de los siglos XVI al XVIII entre los que figuraban el Malleus maleficarum del siglo XVI; el Tractatus de proportiorum instrumento de Galileo de 1635, y De revolutionibus orbium colestium de Copérnico de 1566.

Un mes más tarde, la policía recuperó otros ciento cincuenta y ocho libros de los siglos XVI al XVIII, en concreto, unos tomos de los siglos XVI, XVII y XVIII con obras de Galileo, Copérnico, Tolomeo, Kepler, Tycho, Brahe y Newton.

Dos años después el colectivo de policías del grupo de delitos del Patrimonio Histórico Artístico, fueron condecorados con la Medalla de Oro de la Biblioteca Nacional. En febrero de 1995 la policía recuperó otros 300 valiosos grabados y láminas sustraídos de la Biblioteca Nacional.