Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

YouTube es materia prima para el arte

Julia Scher es una artista norteamericana preocupada por los efectos psicológicos y sociales de los sistemas de vigilancia cotidiana. A su condición de creadora se le añade haber sido profesora del prestigioso Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT). Esta semana pasó por el Museo Reina Sofía, de Madrid, y habló de una nueva cultura: la cultura de la vigilancia, del nuevo lenguaje que ha creado y cómo se comporta el individuo. "En EE UU existen cuatro niveles: rojo, naranja, amarillo y azul", dijo. "Uno se levanta por la mañana y se pregunta ¿cual es el índice de seguridad hoy? como si se preguntara por el tiempo que va a hacer".

Convencida de que antes del 11-S "la gente de seguridad se olía que algo iba a pasar, parecía que aquello se veía venir", advierte cómo la noción de seguridad se ha infiltrado en todos los ámbitos, incluida la alimentación, y que produce lo que denomina la "alienación de la vigilancia". Lamenta que atrás se haya quedado una "era dorada de libertad": "El precio emocional y económico por estar seguros cada vez es mayor y no hay que olvidar el control que uno ejerce sobre sí mismo". Para sus performances (que incluyen fotografías, vídeos, cámaras?) empezó a trabajar con niños: "Los elegí porque al no conocer las reglas ¿cómo sabemos si alguien toca a un niño indebidamente o le viola? ¿cómo sabemos que está seguro o inseguro?".

Opina que cada vez más, "la experiencia cotidiana es una experiencia de vigilancia y nos hemos acostumbrado a ello gracias al cine y a las imágenes". Los gestos comedidos de esta artista nacida en Hollywood (1954), estallan cuando se le pregunta por YouTube, ese torrente de imágenes de la vida real. "Amo YouTube", exclama. "Me encanta ver durante horas las vidas de todas esas personas. Es materia prima para el arte. Su papel es de someterlo todo a escrutinio público. No es simplemente un sistema de vigilancia, sino de placer porque el voyeurismo contiene placer". Controlar a las personas en el cuarto de baño, añade, no sólo se realiza a través de una máquina, sino también a través de una corporación, como son mac o windows lo que le lleva a decir que "es el principio de la supremacía del software".

En una de sus recientes imágenes aparecen perros de mármol que "vigilan" los alrededores de una casa. "¿Qué por qué de mármol? Porque la estatua se convirtió en piedra al mirar hacia atrás y ver algo que no debía".