Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jaime Urrutia presenta su desidia irónica en Madrid

La actuación del ex componente de Gabinete Caligari se editará en un disco en abril

Tras un pasodoble introductorio y repleto de estilo y personalidad Jaime Urrutia ha reaparecido esta noche en una sala de Madrid, donde ha ofrecido un recital que se editará en un disco en abril. El ex líder de Gabinete Caligari ha recuperado su característica desidia irónica en temas como Delirios de grandeza. Su mezcla de rock con cornetas toreras y sus letras desencantadas, ensalzadoras del patetismo, se han mezclado con un humor socarrón como parte integrante de la puesta en escena en Tócala, Uli. Enrique Bunbury y Loquillo han colaborado con Urrutia, quien además ha presentado el tema inédito Tratando.

El cantante madrileño se ha subido al escenario de la sala Joy Eslava entre alfombras descoloridas, luces de verbena y ante un público que en su mayoría sobrepasaba la treintena. Durante la actuación ha habido espacio para la nostalgia. Nueve de las 19 canciones presentadas pertenecían a su carrera en solitario. Urrutia ha explicado a los asistentes que lo de esta noche era "un concierto en directo que se va a grabar, así que puede haber sorpresas de todo tipo" y ha pedido "paciencia por si hay a algún tema que hay que repetir" para la edición del disco, que produce Carlos Narea.

Urrutia, con zapatos de charol y pose de gentleman, ha puesto su voz con micrófono de music-hall al primer tema que rescató de su andadura en solitario, ¿Dónde estás?, del álbum de 2002 Patente de Corso y que, en su versión original, le unió también a Andrés Calamaro y a Enrique Bunbury. El antiguo miembro de Héroes del silencio ha hecho acto de presencia en la tarantela Al calor del amor de un bar, y se ha llevado el mayor vitoreo de la noche por parte de un público que, ya en los bises, ha pedido su regreso al escenario.

Si bien todos los artistas que han cantado con Urrutia han tratado de adaptarse a su estilo, ha sido el uruguayo Jorge Drexler el único que ha logrado que el cantante de Castillos en el aire se acercara a la línea más suave de sus composiciones y convirtiera Pitusa, de su último disco, en un cálida balada. Por su parte, tanto Pereza en Cuatro rosas, Iván Ferreiro en Mentiras, o Eva Amaral en Camino Soria, han sido fieles y respetuosos con los ritmos originales.