Edward Norton: "Me gustan los retos que me mantienen en la incertidumbre"

El actor presenta en Madrid 'El ilusionista', de Neil Burger, un 'thriller' moderno donde da vida a un mago en la Viena de finales del siglo XIX

El actor Edward Norton posa para los fotógrafos durante la presentación en Madrid de <i>El ilusionista</i>.
El actor Edward Norton posa para los fotógrafos durante la presentación en Madrid de <i>El ilusionista</i>.REUTERS

Camaleónico, versátil y actor de carácter, Edward Norton ha afirmado hoy en Madrid que a la hora de elegir sus proyectos cinematográficos se deja llevar por "nuevos retos", que le mantengan en la "incertidumbre". Como es el caso de su última película, El ilusionista, que se estrena en España el viernes, donde encarna a un mago en la Viena de finales del siglo XIX. Paul Giamatti y Jessica Biel completan el reparto de este thriller moderno, dirigido por Neil Burger y basado en un cuento corto del Premio Pulitzer Steven Millhauser. Está producida por el mismo equipo de Crash o Entre copas.

Más información
Mucha paja y algo de buen grano
Hannibal Lecter rejuvenece

"Me gustan los retos que me mantienen en la incertidumbre", ha dicho Norton, que a sus 38 años está considerado uno de los mejores actores de su generación, a su paso por Madrid para promocionar El ilusionista, filme que se proyectó en el pasado Festival de Sitges. "Creo que cada personaje es diferente y cuando me permite investigar, es ya un desafío para mí", ha señalado un intérprete que se siente más identificado con aquellos papeles que le permiten acercarse a "algo desconocido" y que no encuentra en la concesión de un Oscar su mayor aspiración profesional.

En el caso de El ilusionista, Norton ha explicado que "todo era nuevo". Por un lado estaba trabajar en su primer filme de época, además de encarnar un papel de galán. "Cuando leí el guión no me veía interpretándolo", ha añadido Norton, convencido de que El ilusionista será capaz de atraer a todos los públicos y volver a "ilusionar como tiempo atrás hizo el gran Houdin".

En El ilusionista Norton da vida a Eisenheim, un mago que triunfa en Viena con su espectáculo de ilusionismo. Mientras el inspector Ulh (Giamatti) intenta desenmascarar sus trucos, el mago se reencuentra con Sophie von Teschen, un amor de infancia que ahora está a punto de casarse con el príncipe heredero Leopold.

El actor de The italian job, El dragón rojo, El club de la lucha o El escándalo de Larry Flint se metió tanto en el papel que aprendió magia. "Soy un gran fan de la magia y fue divertido aprender todos los trucos", ha explicado, para destacar que tuvo como maestro a un gran mago, Ricky Jay, a quien vio actuar en numerosas ocasiones cuando trabajó de acomodador en sus años de estudiante.

Ya en Praga contó con la ayuda del británico James Freedman (miembro exclusivo del Magic Center) que aleccionó a Norton y al joven actor británico Aaron Johnson, que interpreta al joven Eisenheim. Pero la cinta no está exenta de una historia de amor. "Cuando se arriesga todo por amor, eso es intemporal", ha dicho.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS