Triunfa en Cannes 'Babel', del mexicano González Iñarritu

Tras 'Amores Perros' y '21 gramos', se coloca como favorito a la Palma de Oro

Cannes (Francia) - 23 may 2006 - 21:39 UTC

Ni siquiera un error de proyección pudo impedir que un largo y clamoroso aplauso cerrara este martes en Cannes el pase de prensa de Babel, obra con la que el mexicano Alejandro González Iñarritu se convierte sin sombra de duda en firme aspirante a la Palma de Oro.

Más información

"Intenso", "apasionante", "profundo", eran los adjetivos que se oían a la salida entre los periodistas y críticos que atestaron la Gran Sala Lumière del Palacio de Festivales para ver uno de los filmes más esperados del 59 Festival de Cannes, pese a que su autor tiene sólo dos largos en solitario en su haber, aunque ambos obtuvieron un gran éxito. Amores perros (2000), que estuvo en Cannes fuera de competición, y 21 Gramos (2003), que elevó al Olimpo al director y al escritor Guillermo Arriaga, premiado ya en Cannes en 2005 por el guión de The Three Burials of Melquiades Estrada (en España, Los tres entierros de Melquiades Estrada).

Estrellas en la trilogía

Protagonizada por Brad Pitt, Cate Blanchett, Gael García Bernal, Adriana Barraza, Koji Yakusho, Rinko Kikuchi, Said Tarchani y Boubker ait el Caid, Babel cierra la trilogía con suma coherencia y sin que se perciba merma alguna en las cualidades que encumbraron a sus autores, incluido el director de fotografía mexicano Rodrigo Prieto y el músico argentino Gustavo Santaolalla.

Al igual que las dos precedentes, esta torre tiene como cimientos el poder del azar, la fatalidad y la inexorabilidad del destino, y como andamiaje tres historias muy diversas cuya interconexión era en principio insospechable. Y también al igual que en las dos anteriores, la viga de sustento de la trama es un hecho accidental en un vehículo. Solo que esta vez, Iñárritu y Arriaga amplían sus ambiciones y, si el desencadenante se da en Marruecos, sus consecuencias repercuten tan lejos como en México y Japón.

"Quería que mi película, precisamente, tratara de lo que nos une", porque de un extremo a otro del mundo, e incluso en una misma familia, "como seres humanos, nuestro concepto de la felicidad es muy distinto, pero lo que nos hace sentir mal es lo mismo para todos: la imposibilidad de sentir y expresar el amor", ha explicado el director.

El director mexicano González Iñarritu, junto a García Bernal, Cate Blanchett, y el actor japonés Yakusho.
El director mexicano González Iñarritu, junto a García Bernal, Cate Blanchett, y el actor japonés Yakusho.EFE

Emotivo recibimiento a Salvador

El público del festival ha reservado un recibimiento muy emotivo, con interminables y densos aplausos, a la película española Salvador, en la que su director, Manuel Huerga, evoca la vida del anarquista Salvador Puig Antich y la de los familiares y amigos que intentaron evitar su ejecución (a garrote vil) el 2 de marzo de 1974.

El productor del filme ha afirmado estar "muy contento" con el sentir de los presentes en la sala Debussy, donde se ha estrenado la película. El director ha encontrado la reacción del público "muy emocionante". La película deja impronta, en gran medida, porque no intenta convertir a Salvador en un héroe, ni en una persona fuera de lo común, sino que le muestra como un joven más de la pequeña burguesía española de la época que se rebela contra una dictadura.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50