Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luppi debuta detrás de la cámara con 'Pasos', un retrato de la España de la Transición

La película está protagonizada por Ana Fernández, Alberto Jiménez, Susana Hornos, Ginés García Millán, Eva Cobo y Fabián Vena

El actor argentino Federico Luppi, afincado en España desde hace cuatro años, debuta como director con Pasos, una historia que narra la vida de tres parejas en plena Transición española. Una vez que desaparece el enemigo común del franquismo, cada uno elige su camino en un país en cambio. Ana Fernández, Alberto Jiménez, Susana Hornos, Ginés García Millán, Eva Cobo y Fabián Vena protagonizan este filme, con guión de la propia Hornos, que se estrena este viernes en los cines.

Luppi ha presentado hoy en Madrid Pasos, junto a Fernández, Hornos y Jiménez, una película que se ambienta en un momento histórico que, si bien no es el protagonista del filme, sirve para hablar de cambios sociales y políticos que afectan a sus personajes, como la aprobación del divorcio, la legalización del aborto, la homosexualidad, el auge del feminismo, los malos tratos o el intento de Golpe de Estado de Tejero. El actor argentino ha explicado que él visitó España días antes del 23-F y se quedó admirado por la apertura luminosa que vivía el país.

"En Hispanoamérica se daba entonces un proceso de perversión y volví a Argentina con la imagen de un país que trabajosamente se iba insertando en novedosos caminos democráticos", ha recordado el actor, para destacar que, pese al importante momento histórico de principios de los 80, no ha querido hablar de él, sino de cómo, tras 40 años de larga noche, unos personajes se plantean asumir su propia libertad. Pasos cuenta la historia de seis amigos que viven en Logroño y celebran el fracaso golpista de Tejero. Pero, al igual que el país, ellos están cambiando. Silvia (Fernández) y José (Jiménez) anuncian que en cuanto entre en vigor la Ley del Divorcio van a separar sus vidas. La relación de Ana (Hornos) y Francisco (García Millán) tampoco es perfecta, mientras que Beatriz (Cobo), de clase social más acomodada, y casada con Javier (Vena), descubre que la vida no es tal y como le enseñaron de niña.

"Repensar los derechos personales"

Cuando Hornos le enseñó el guión, Luppi sintió que, pese a ser una trama que se desarrolla en España, hablaba de sus propias expectativas. "Esas tres parejas que habían nacido y crecido bajo el franquismo y que rechazan abiertamente la aventura militar se asoman, conjurado el golpe, a esta España que, ahora sí, veía libre el camino para una estrecha integración con Europa y el mundo", ha señalado Luppi, para apuntar que los personajes evolucionan en la película para bien o para mal y empiezan a recorrer caminos que no siempre coinciden con sus sueños juveniles. "Una vez que los personajes se ven libres de cualquier condicionamiento político, se obligan a sí mismos a repensar en sus derechos personales", resume Luppi.

Estar detrás de la cámara fue algo que a Luppi le daba un "poco de vértigo". Primero pensó en rechazar el proyecto, pero luego consideró que era algo novedoso y no se planteó que podría decir la crítica: "Los temores son clásicos, porque el cine es un mercado muy caro y la competencia es feroz. Al final decidí meterme en camisa de 11 varas". Por su parte, Ana Fernández y Alberto Jiménez ha destacado "la libertad y generosidad" de Luppi en su faceta de director. "Había algo de vuelta atrás en la historia a la hora de trabajar, porque nosotros no hemos vivido esa época", ha señalado Fernández, protagonista de la premiada Solas, "pero durante el rodaje sucedió el atentado del 11 de marzo". "Reconozco que en aquella época, al igual que mi personaje durante el 23-F, yo no respiraba bien en España", ha añadido.

Hornos ha indicado que escribió Pasos en el año 2000 y que tenía muy clara la historia que quería contar y que ésta se desarrollara en una pequeña ciudad de provincias como Logroño, donde ella nació. La razón reside en el ánimo de mostrar ese mundo tan "hermoso y asfixiante a la vez" de la España de pequeñas ciudades, donde, según ha puntualizado Luppi, "los acontecimientos políticos no tienen la contundencia de las grandes ciudades y todo el mundo se conoce". Y donde esa doble moral entre "lo que se exhibe y lo que se vive", es, "al igual que la doble velocidad entre la España rural y la urbana " aún más clara. La experiencia de rodar esta película ha sido agradable y Hornos y Luppi han adelantado que ya cuentan con otros dos guiones para llevar a la gran pantalla. Pero siempre hay que contar con problemas de última hora, como el que ha denunciado el equipo de Pasos, que ha abierto vías jurídicas para denunciar a la productora Igeldo Komunikazioao por impago de sus salarios.