Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CINE

'Frida' abre la 59ª Mostra de Venecia, una edición llena de incógnitas

El nuevo director del certamen contempla los aspectos de promoción y prima al cine occidental sobre las producciones asiáticas

Casi todo huele a nuevo en la 59ª Mostra de Venecia que se ha inaugurado hoy con una breve ceremonia en el Palacio del

Cine. Nuevo director, películas más cercanas al mercado, mucho menos cine asiático. Lo que no se podrá encontrar esta vez es la alfombra roja por la que desfilaba el glamour. Son los nuevos tiempos de un festival que tras la apertura ha proyectado la película Frida y que aparece lleno de incógnitas hasta que el próximo 8 de septiembre se celebre la entrega de premios.

Culminado el mandato de los anteriores responsables, el Gobierno italiano de centroderecha confío la presidencia de la Biennale al empresario Franco Bernabé, quien a su vez encargó la dirección del certamen al suizo Moritz de Hadeln. Éste llega tras una experiencia de 22 años en el Festival de Berlín y ha empezado a dejar su huella.

De Hadeln ha reconocido la vertiente de escaparate y promoción de la Mostra aunque su convicción es que de trata de un cartel "rico, interesante y variado" el integrado por las 143 películas. De ellas, 21 competirán por el León de Oro, el Premio Especial del Jurado y los de mejor dirección, actriz, actor y mejor intérprete novel, que serán asignados por un jurado presidido por la protagonista de La linterna roja, la china Gong Li.

Entre las películas en concurso destaca Road to perdition, del oscarizado Sam Mendes (American Beauty), que cuenta con un reparto en el que figuran Tom Hanks, Paul Newman y Jennifer Jason Leigh. La industria estadounidense también estará presente con Far from heaven, de Todd Haynes, y con Frida, la historia de la pintora mexicana Frida Kahlo, que hoy abre el festival con Salma Hayek y Antonio Banderas.

Menos cine asiático

El cine occidental presenta asimismo a los británicos Stephen Frears (Dirty pretty things) y Peter Mullan (The Magdalene sisters), a los franceses Patrice Leconte (L'homme du train) y Michel Deville (Un monde presque paisible); al australiano Rolf de Heer (The tracker), y a los alemanes Doris Dorrie (Nackt) y Winfried Bonengel (Führer ex).

Frente a esta nutrida representación de occidente el cine asiático, ganador de varios premios en las últimas ediciones, aportará este año filmes de Taiwan (Meili shiguang, de Chang Tso-Chi); Japón (Dolls, de Takeshi Kitano") y Corea (Oasis, de Lee Chang-Dong).

Fuera de concurso se proyectarán cintas esperadas, como Bloodwork, de Clint Eastwood; El caballero Don Quijote, de Manuel Gutiérrez Aragón; K-19, de Kathryn Bigelow y Pasos de baile, de John Malkovich. La Mostra presenta también este año una sección competitiva paralela (Controcorrente) en la que habrá propuestas como La virgen de la lujuria, de Arturo Ripstein, Poniente, de Chus Gutiérrez y Rosa la china, de Valeria Sarmiento.