Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REPORTAJE

"El islote es tan modesto y apocado que es difícil hallarlo"

Un escrito de Unamuno encontrado en Salamanca hace alusión a Perejil

"Es de figura triangular, de piedra, con algunos arbustos, de una milla de bojeo y de 74 metros de altura. Es tan modesto y apocado el islote que es difícil hallarlo, pues hasta cuando está el tiempo claro no se le puede distinguir de la costa africana, uno de cuyos numerosos salientes parece", así describía Miguel de Unamuno al islote de Perejil en un documento hallado recientemente en Salamanca.

Técnicos de la Casa Museo de Unamuno han encontrado, durante la investigación para el montaje de una exposición sobre Azorín, un artículo de Unamuno fechado el 27 de junio de 1902 titulado "España-Perejil y la isla de Calipso", según ha informado ayer la Universidad de Salamanca.

El escrito es una reseña de un artículo publicado en la revista Revue del Deux Mondes por el francés Victor Bérnard, que afirmaba que Perejil se denominó originalmente Hispania y que fue esta isla la que dio nombre a toda la península Ibérica. "No quiere decirse que España haya de llamarse Perejil", aclara en el artículo Unamuno, "sino que el nombre de Hispania ó Spania fue aplicado en un principio a ese islote y de él se corrió a la península toda'.

La reseña del escritor de la Generación del 98 se publicó en la revista Alrededor del Mundo y en ella afirma: "La única dificultad que encuentro para admitir el brillante invento de Bérard es que, según algunos paisanos míos, el nombre España deriva del vascuence 'ezpaña', labio, aludiendo a la posición que tiene nuestra península en Europa(...)".

El documento forma parte del archivo del museo, que depende de la Universidad de Salamanca. En un análisis que Unamuno hace de la idea de Bérnard, quien pensaba que Perejil es la isla de Calipso, que Homero describe en La Odisea. Una conclusión que el autor español califica de "sorprendente", "adquiriendo así este indecente islote una importancia en que ni aun soñaba".

El artículo del que fuera rector de la Universidad de Salamanca se limita a analizar etimológicamente el nombre del islote, aunque en el último párrafo lo define como "nuestra isla del Escondrijo" y en otro explica que "Este humilde y modestísimo peñasco está a casi igual distancia de la punta de Almanza y de la punta Leona, en el Estrecho de Gibraltar, y depende de Ceuta".