_
_
_
_
_

El comisario de Medio Ambiente responde al líder de los conservadores europeos: “Doñana es importante para España y para la UE”

Manfred Weber, presidente del Partido Popular Europeo, ha acusado a Bruselas de “hacer campaña” para Pedro Sánchez. Socialistas y conservadores se han reunido con responsables del Ejecutivo europeo en las últimas horas

La sequía dejaba ver este miércoles tramos del lecho del Guadiamar, el río que provee a Doñana, a la altura de Gerena (Sevilla).
La sequía dejaba ver este miércoles tramos del lecho del Guadiamar, el río que provee a Doñana, a la altura de Gerena (Sevilla).Fermín Cabanillas (EFE)

A los conservadores europeos les ha dolido mucho la contundente respuesta de la Comisión Europea ante los planes legislativos de la Junta de Andalucía, gobernada por el PP, respecto de Doñana, de cuyos “efectos desastrosos” ha advertido reiteradamente. Sobre todo, con el primer ciclo electoral en España a la vuelta de la esquina y el parque natural convertido en un agitado tema de campaña. La respuesta ha sido poner en duda la imparcialidad de una institución a cuyo frente está uno de los suyos, la alemana Ursula von der Leyen. En un tono inusualmente duro, el líder del Partido Popular Europeo (PPE), Manfred Weber, ha acusado este miércoles al comisario de Medio Ambiente, Virginijus Sinkevičius, de Los Verdes, y al vicepresidente del Ejecutivo europeo, Frans Timmermans, de “hacer campaña para Pedro Sánchez” con la polémica en torno al espacio protegido.

“Estamos extremadamente sorprendidos por el comportamiento de la Comisión Europea en el caso de Doñana (…) Tengo que ser muy claro, vemos al comisario con una camiseta roja, haciendo campaña para Sánchez en vez de presentarse como alguien que busca soluciones”, ha dicho Weber a periodistas en el Parlamento Europeo.

El comisario Sinkevičius ha respondido a la acusación a través de Twitter: “Doñana es importante para España y para la Unión Europea”, ha escrito. Y, tras recordar que en los últimos días se ha reunido con responsables españoles de distinto color político, incluida la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, y el consejero de Sostenibilidad andaluz, Ramón Fernández Pacheco, Sinkevičius, ha añadido: “Mi mensaje es el mismo: la Comisión actúa como un guardián imparcial de los Tratados y la implementación de las decisiones del TJUE [Tribunal de Justicia de la Unión Europea] es una prioridad”.

El líder del PPE ha formulado la crítica al comisario este miércoles por primera vez en público, pero los populares europeos ya le habían dado varios toques de atención privados en los últimos días, en el intento de que “no interfiriera en la campaña”, según fuentes del PP, informa Elsa García de Blas. En opinión del PP español, “la Comisión ha entrado en campaña” con la nota del comisario del pasado lunes, tras reunirse con el portavoz de la Junta andaluza, y que según el PP “fue innecesaria” por su contundencia. Tras la maniobra de presión del PPE al comisario Sinkevičius, que después de las conversaciones privadas ha escalado hasta una inusual denuncia pública del líder del PPE, los populares españoles confían ahora en que “la Comisión será más prudente” en sus manifestaciones sobre Doñana.

Tras conocer las acusaciones públicas, la vicepresidenta Ribera, ha lanzado un mensaje de apoyo al comisario europeo, con quien se vio la semana pasada, a la par que ha denunciado la “irresponsabilidad” del PP con su subida de tono contra Bruselas. “El gobierno de España va a defender el cumplimiento de la legalidad europea y seguirá trabajando para salvar Doñana. Lamento la irresponsabilidad del PP y su intento de engañar a la sociedad y a las instituciones europeas con el fin de ocultar este atentado medioambiental”, ha tuiteado Ribera.

La información es la primera herramienta contra el cambio climático. Suscríbete a ella.
Suscríbete

Weber, un firme aliado del líder de los populares españoles, Alberto Núñez Feijóo, y muy alejado de Von der Leyen pese a proceder de la misma familia política, ha comparecido con gesto serio junto con la portavoz del PP en la Eurocámara, Dolors Montserrat, y el eurodiputado de la misma formación Juan Ignacio Zoido. Los dos españoles han sido recibidos este miércoles brevemente por Sinkevičius, unas horas después de que el lituano también se reuniera, junto con Timmermans, con la presidenta del grupo Socialistas y Demócratas (S&D) del Parlamento Europeo, la española Iratxe García, siempre con Doñana en el menú.

Weber también se reunió con Sinkevičius el martes, un día después de que este diera un fuerte varapalo el consejero de Sostenibilidad andaluz, al que alertó de los “efectos desastrosos” que la nueva ley, si sigue adelante, puede tener en “la conservación de los frágiles ecosistemas de los humedales de Doñana”, según informó un portavoz del Ejecutivo europeo.

También este miércoles, tras la reunión con la socialista española, la Comisión ha reiterado, una vez más, que Bruselas “se toma muy en serio la implementación de las sentencias” del Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) y que “no dudará en usar los medios a su disposición” para asegurarse de que España cumple con la sentencia del 24 de junio de 2021 sobre Doñana “lo antes posible”, según un portavoz. En juego está —no hace falta que lo vuelvan a repetir— la posibilidad de que la Comisión solicite fuertes multas a España si llega a la conclusión de que esta sigue incumpliendo la sentencia. Por el momento, indica el portavoz, el Ejecutivo europeo pretende “evaluar cuidadosamente las aclaraciones recibidas de España [la semana pasada] en respuesta a la carta de la Comisión del 20 de marzo”, en la que Bruselas ya dejaba abierta la posibilidad de reactivar ese expediente y volver al tribunal de Luxemburgo para solicitar sanciones económicas contra España. A más corto plazo, también podría imponer medidas cautelares, como ha solicitado ya IU, algo que supondría un duro golpe para el PP si sucediera antes de las elecciones del 28 de mayo.

“La posición de la Comisión ha sido muy clara y contundente: hay que cumplir la sentencia del TJUE (…) y esta es totalmente contraria a lo que la ley regional plantea en estos momentos (…) no hay ninguna interpretación al respecto”, ha corroborado García tras el encuentro, que ha durado unos 40 minutos.

Para García, resulta “urgente paralizar la propuesta de ley que pone en peligro la viabilidad y el futuro de uno de los mayores ecosistemas de toda la UE”. Por ello, ha prometido que “desde el Parlamento Europeo”, su grupo, junto con otras familias políticas europeas que también han manifestado su oposición a la iniciativa andaluza, va a “seguir insistiendo en que la única vía posible es retirar esta propuesta de ley y empezar a trabajar todos de forma conjunta por garantizar el futuro de Doñana”.

Según la socialista española, la disyuntiva está clara: “El PP tiene que elegir si está con los negacionistas o con quienes queremos garantizar que hay un futuro para este planeta y, por lo tanto, un futuro también para Doñana”.

No es la lectura que hacen los populares de la situación, según han dejado en evidencia los líderes conservadores en la Eurocámara. El comportamiento de la Comisión es “inaceptable para el PPE”, ha insistido Weber. “Lo que necesitamos es una Comisión que intente contribuir a soluciones, que intente unir a la gente y no dividirla por motivos partidistas. Si la Comisión quiere implementar la ley en Europa y las sentencias del TJUE, tiene que ser vista como una institución neutral. Y obviamente no es el caso en este momento”, ha advertido.

Por su parte, Montserrat ha lamentado que “el socialista Timmermans” —vicepresidente de la Comisión responsable del Pacto Verde— no se haya reunido aún con ellos, como sí ha hecho ya con los socialistas, y ha pedido que los comisarios “se abstengan de comunicaciones partidistas durante la campaña”. Lo que el Ejecutivo europeo debe hacer, ha subrayado la eurodiputada española, es “exigir al Gobierno que se siente con la Junta andaluza”. Según la conservadora española, en su encuentro, el comisario no ha mencionado en ningún momento los planes legislativos andaluces ni las preocupaciones de Bruselas al respecto. “Lo único que nos ha dicho el comisario es que la sentencia del 2021 se tiene que cumplir y la responsabilidad es del Gobierno de España. Esto es lo que nos ha dicho”, ha remachado.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Silvia Ayuso
Corresponsal en Bruselas, después de contar Francia durante un lustro desde París. Se incorporó al equipo de EL PAÍS en Washington en 2014. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, comenzó su carrera en la agencia Efe y continuó en la alemana Dpa, para la que fue corresponsal en Santiago de Chile, La Habana y Washington.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_