Gibraltar dice que “ya no hay combustible saliendo” del navío semihundido

El Peñón acuerda desactivar el nivel de “incidente grave” y plantea retomar el miércoles la normalidad en su puerto

El buque semihundido, fotografiado este martes.
El buque semihundido, fotografiado este martes.GOBIERNO DE GIBRALTAR (GOBIERNO DE GIBRALTAR)

El OS35, el granelero semihundido desde la noche del pasado 29 de agosto frente a las costas de Gibraltar, ha dejado de verter fueloil al mar. Al menos, así lo ha afirmado este martes el Gobierno de Gibraltar en un comunicado en el que asegura que “ya no hay combustible saliendo del navío”, varado de forma controlada a 700 metros de una bahía natural del Peñón y a 2,2 kilómetros de la costa española. La Roca ha acordado desactivar el nivel de incidente grave y plantea retomar este miércoles la normalidad de las operaciones en su puerto. Con todo, las labores de extracción de combustibles continúan para retirar cualquier resto existente dentro del granelero siniestrado.

La Capitanía Marítima de Gibraltar asegura que, en estos momentos, el buque ya no está expulsando combustible, aunque anteriormente había apuntado que era prácticamente imposible que eso no ocurriese hasta la retirada del granelero. Ese será el objetivo fundamental de los rescatistas —la Autoridad Portuaria de Gibraltar, Salvamento Marítimo Español y la empresa designada por el seguro del mercante para sacar el fuel— según ha informado capitanía. A partir de ahora, “entrará en acción el Grupo de Coordinación de Rescate, presidido por el coordinador de Contingencias Civiles y compuesto por las autoridades pertinentes para coordinar la respuesta multiinstitucional”, ha asegurado el Peñón. Hasta el momento, este equipo no ha informado cómo será un proceso de rescate, que se prevé largo y complejo.

La postura “se mantendrá en constante revisión”

Que se estabilice la situación tendrá incidencia directa en la operatividad del puerto de Gibraltar, muy limitada desde el segundo día del accidente. Este martes, el Consejo de Contingencia de Gibraltar ha acordado desactivar el estado de “incidente grave” y, a partir de mañana, la Autoridad Portuaria plantea “la reapertura de las operaciones regulares”, aunque desde el Peñón precisan que la postura “se mantendrá en constante revisión”.

Los equipos de rescate continúan recogiendo manchas de vertido de petróleo del interior de las barreras, concretamente en la zona de la cubierta del buque y sus alrededores. Sin embargo, “las aguas fuera de la segunda barrera en el lado este y dentro de la bahía están sustancialmente limpias de residuos del vertido”, según apuntan desde el Gobierno gibraltareño. Mientras, en la costa de la Roca, continúan las operaciones de limpieza en Sandy Bay y Little Bay, situadas en las inmediaciones de la cara de levante del Peñón, donde el granelero quedó varado sobre un banco de arena a 17 metros de profundidad.

En las costas españolas no se han vuelto a detectar vertidos, como los que se registraron y recogieron el pasado viernes en la playa de Poniente de La Línea de la Concepción. Pese a ello, el director general de Pesca y Acuicultura de la Junta de Andalucía, José Manuel Martínez, acordó este pasado lunes con representantes del sector pesquero mantener el cierre preventivo de tres zonas de producción de mariscos bivalvos del litoral gaditano (Palmones, La Línea-Bahía y La Atunara-La Alcaidesa) “para garantizar la máxima seguridad alimentaria”, en una medida que afecta a algo más de una treintena de barcos. Por su parte, el Ministerio de Medio Ambiente de Gibraltar “está revisando la autorización con vistas a permitir que la pesca se reanude mañana [por este miércoles]”.

La información es la primera herramienta contra el cambio climático. Suscríbete a ella.
Suscríbete

Puedes seguir a CLIMA Y MEDIO AMBIENTE en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Sobre la firma

Jesús A. Cañas

Es corresponsal de EL PAÍS en Cádiz desde 2016. Antes trabajó para periódicos del grupo Vocento. Se licenció en Periodismo por la Universidad de Sevilla y es Máster de Arquitectura y Patrimonio Histórico por la US y el IAPH. En 2019, recibió el premio Cádiz de Periodismo por uno de sus trabajos sobre el narcotráfico en el Estrecho de Gibraltar.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS