_
_
_
_
_
biodiversidad
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

El futuro de los océanos se decidirá esta semana

Se necesita un tratado ambicioso para proteger al menos el 30% de los océanos del mundo para 2030

Ecuaciones
Pesca de tiburones con palangre en el Atlántico Norte.Pedro Armestre/Greenpeace

El futuro de los océanos se decide esta semana en las Naciones Unidas, donde los Gobiernos están negociando un nuevo tratado global de los océanos. El resultado determinará el destino de nuestro planeta azul en los siglos venideros.

Necesitamos los océanos. Mantienen nuestro planeta habitable. Brindan sustento y vida a miles de millones de personas y albergan gran parte de la biodiversidad de nuestro planeta.

Pero están en crisis. Desde la pesca industrial hasta la minería en aguas profundas, los océanos se enfrentan a múltiples amenazas. Afortunadamente, más de 100 gobiernos se han unido a la comunidad científica para apoyar la solución; proteger al menos el 30% de los océanos para 2030, el objetivo 30x30, para darles espacio para su recuperación.

Esto no es posible sin un nuevo tratado ambicioso.

Actualmente, no hay forma de que los Gobiernos protejan la alta mar, las aguas fuera de la jurisdicción de cada país. Un tratado sólido solucionaría esto al permitir la creación de amplios santuarios marinos, fuera del alcance de las actividades humanas destructivas.

La necesidad de actuar es urgente. Los Gobiernos discutieron por primera vez un nuevo tratado hace casi dos décadas. Mientras hablaban, la crisis del océano se ha agravado. Innumerables especies y hábitats han sido destruidos o perdidos.

La información es la primera herramienta contra el cambio climático. Suscríbete a ella.
Suscríbete

Un tratado ambicioso brindaría esperanza para el futuro de los océanos y para los miles de millones de personas que dependen de ellos.

Un tratado de mínimos, o cualquier otro retraso, haría que el objetivo 30x30 fuera prácticamente inalcanzable. Esto sería una decepción para todos aquellos que han confiado en los líderes políticos que cumplen realmente sus promesas.

Más de cinco millones de personas se han unido a nosotros para hacer una llamada a la acción para proteger los océanos y lograr un tratado fuerte.

Ahora depende de los delegados y delegadas proteger los océanos. Realmente el tiempo se agota. El mundo está mirando. El futuro nos está mirando.

Puedes seguir a CLIMA Y MEDIO AMBIENTE en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_