_
_
_
_
_

La NASA restablece las comunicaciones con la ‘Voyager 2′, que se encuentra a 19.900 millones de kilómetros de la Tierra

La Red de Espacio Profundo consigue reorientar la antena para recibir información y enviar comandos a la sonda

Voyager 2
Recreación de la 'Voyager 2' en el espacio estelar.NASA/JPL-Caltech

La Agencia Espacial de Estados Unidos (NASA) ha informado de la recuperación completa de las comunicaciones con la sonda Voyager 2, la única nave que ha alcanzado el espacio interestelar y visitado Urano y Neptuno. El contacto se perdió el pasado día 21, cuando una serie de comandos enviados causaron una desviación de dos grados en la antena.

El contacto con la Voyager 2, que se encuentra a 19.900 millones de kilómetros de la Tierra, se interrumpió tras el incidente y la Red de Espacio Profundo (DSN por sus siglas en inglés) de la NASA no pudo recibir datos ni enviar comandos de los controladores de tierra a la nave.

El pasado martes, la DSN pudo detectar una señal muy débil que permitía confirmar que la Voyager 2 seguía operando y mantenía la trayectoria. A partir de esta señal, las instalaciones australianas de Camberra han mantenido los intentos de mandar órdenes de reorientación de la antena a la veterana sonda, lanzada el 20 de agosto de 1977 desde Cabo Cañaveral.

La distancia de la sonda obliga a que las operaciones se demoren más de un día entre el envío de la instrucción, que emplea 18,5 horas en llegar, y la confirmación de la recepción y funcionamiento del comando, que tarda otro tanto. Finalmente, los intentos han sido exitosos y la comunicación se ha restablecido.

La principal instrumentación de la nave son sus elementos ópticos, situados en una plataforma de exploración que sobresale unos 2,5 metros de la estructura central de la sonda. Cuenta con cámaras (gran angular y teleobjetivo), espectrómetro de rayos ultravioleta e infrarrojos, radiómetro y detector de luz (fotopolarímetro).

El complejo de comunicaciones de la Red de Espacio Profundo se encuentra distribuido, principalmente, en España (concretamente en Madrid), Estados Unidos y Australia porque, aproximadamente, las localizaciones están separadas 120 grados en longitud, lo que permite a las misiones espaciales que se hallan a más de 30.000 kilómetros de distancia de nuestro planeta estar siempre vigiladas y observadas por al menos una de las estaciones. Actualmente tiene 10 estaciones en siete países.

No es la primera vez que este complejo recupera comunicaciones perdidas. En agosto de 2016, la NASA restableció el contacto con la nave espacial STEREO-B tras haber perdido la conexión con la sonda el 1 de octubre de 2014.

Puedes seguir a MATERIA en Facebook, Twitter e Instagram, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Raúl Limón
Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense, máster en Periodismo Digital por la Universidad Autónoma de Madrid y con formación en EEUU, es redactor de la sección de Ciencia. Colabora en televisión, ha escrito dos libros (uno de ellos Premio Lorca) y fue distinguido con el galardón a la Difusión en la Era Digital.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_