La variante delta del coronavirus duplica el riesgo de hospitalización entre los no vacunados

Un estudio en Reino Unido confirma que la versión dominante del virus puede colapsar más los centros sanitarios en países con baja tasa de inmunización

Un paciente de covid es trasladado al Hospital Royal London, en junio pasado.
Un paciente de covid es trasladado al Hospital Royal London, en junio pasado.ANDY RAIN (EFE)

El mayor estudio hasta la fecha sobre la virulencia de la variante delta del coronavirus ofrece datos preocupantes, sobre todo para los millones de personas del mundo en desarrollo que aún no han recibido ni una sola dosis de vacuna.

Más información

El trabajo se centra en más de 43.000 personas infectadas con coronavirus en Inglaterra. La media de edad de la población estudiada es de 31 años. El 80% se contagió con la variante alfa, detectada originalmente en Reino Unido, y el otro 20% con la delta, registrada por primera vez en la India y que hoy en día es la dominante en España y muchos otros países.

El 74% de todos los participantes no estaba vacunado

El 74% de todos los participantes no estaba vacunado y otro 24% había recibido solo una dosis. Por eso este trabajo no sirve para entender la situación actual en países como España donde la variante delta es dominante, pero la inmensa mayoría de la población en riesgo alto de covid está completamente inmunizada.

Los resultados de este estudio, publicados hoy en la revista médica The Lancet, muestran que los infectados con la delta tenían el doble de riesgo de ser hospitalizados por covid que aquellos que tenían la alfa.

Gavin Dabrera, médico de la Agencia de Salud Pública de Reino Unido y coautor del estudio, resalta que la inmensa mayoría de los participantes no estaban vacunados y eso es fundamental para entender bien los resultados. El trabajo se realizó entre el 29 de marzo y el 23 de mayo de este año. “Ahora sabemos que las vacunas dan una protección excelente frente a la variante delta, que en Reino Unido supone ya el 98% de todos los casos registrados”, explica Dabrera en una nota de prensa. “Es vital que todos aquellos que no han recibido aún la vacuna completa la tengan cuanto antes”, añade.

La variante delta del coronavirus fue detectada por primera vez en octubre de 2020 en la India. Desde entonces esta versión del virus se ha expandido por todo el mundo y se ha convertido en la dominante, venciendo así a la variante alfa, o británica. La alfa ya era un 90% más contagiosa que las versiones anteriores del patógeno y un estudio en Reino Unido la asoció también con una mortalidad un 58% mayor. En cualquier caso este último dato no se ha confirmado en otros países.

La variante delta tiene al menos tres mutaciones que la hacen potencialmente más peligrosa. Varios estudios hallaron que esta forma del SARS-Cov-2 era un 50% más contagiosa que la variante alfa. Un estudio preliminar en Escocia sugirió que la delta duplicaba el riesgo de hospitalización, un dato que ahora confirma el trabajo en Inglaterra. El estudio escocés determinaba la variante presente en cada paciente usando una PCR, mientras que el actual ha usado la secuenciación completa del genoma del virus, un método mucho más fiable.

En el estudio actual, uno de cada 50 pacientes fue hospitalizado. El equipo médico tuvo en cuenta varios factores que agravan la covid como la edad, la raza y la vacunación. Tras ajustar esos y otros indicadores vieron que la delta aumentaba el riesgo de ingreso 2,26 veces comparada con la alfa.

Las vacunas pueden ser sensiblemente menos eficientes para evitar contagios con la variante delta, pero siguen bloqueando la covid grave y la muerte

Hay tan pocos vacunados en este estudio, un 2%, que los resultados no sirven para mostrar si la variante delta aumenta la gravedad de la enfermedad y el número de ingreso entre los vacunados. La mayoría de estudios publicados hasta la fecha muestran que esto no es así: las vacunas pueden ser sensiblemente menos eficientes para evitar contagios con la delta, pero siguen siendo efectivas para evitar la covid grave y la muerte.

“Cualquier brote con la variante delta entre gente no vacunada supondrá una mayor carga para los servicios hospitalarios”, resume Anne Presanis, estadística del Consejo Médico de Reino Unido y coautora del trabajo. La vacuna reduce drásticamente las posibilidades de que un contagiado con delta sufra enfermedad, necesite ingreso o muera, resalta.

Los autores del estudio reconocen algunas limitaciones en su trabajo. Una muy importante es que no se han podido tener en cuenta las enfermedades previas de los hospitalizados, un factor clave pues puede complicar la infección.

“El mensaje más importante que nos deja este estudio es que la variante delta supone un riesgo solo en aquellos que no estén vacunados”, resalta Marcos López, presidente de la Sociedad Española de Inmunología. “Además, este estudio es muy esclavo del momento en el que se hizo, cuando la delta no era aún dominante. Por ejemplo ahora en España más del 90% de los casos son delta y no estamos viendo una mayor tasa de hospitalización ni más gravedad”, resalta.

Puedes seguir a MATERIA en Facebook, Twitter e Instagram, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Nuño Domínguez

Nuño Domínguez es cofundador de Materia, la sección de Ciencia de EL PAÍS. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo Científico por la Universidad de Boston (EE UU). Antes de EL PAÍS trabajó en medios como Público, El Mundo, La Voz de Galicia o la Agencia Efe.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción