La crisis del coronavirus

Un informe del Gobierno sobre la covid propone bajar la voz en interiores y callar en los medios de transporte

El trabajo del Ministerio de Ciencia constata una “evidencia significativa” de contagio por aerosoles, que se multiplican al hablar alto, y reitera la necesidad de mantener higiene, distancia y ventilación adecuadas

Un vagón de la línea 6 del Metro de Madrid, en septiembre.
Un vagón de la línea 6 del Metro de Madrid, en septiembre.Olmo Calvo

“¿No vale la pena promover actividades en exteriores, ventilar o filtrar para disminuir riesgos para reducir transmisión por aerosoles?”, se pregunta el grupo de científicos firmantes de un informe, encargado por el Ministerio de Ciencia, sobre las vías de transmisión de la covid. En este trabajo, que firman virólogos, epidemiólogos, médicos y biólogos, se desarrolla en profundidad lo que se sabe de cada uno de los riesgos y se llega a varias conclusiones al constatar una “evidencia significativa” del contagio por aerosoles. Entre ellas, que conviene bajar la voz. O directamente callar, cuando estamos en lugares cerrados y abarrotados como un vagón de metro. El conocimiento científico, a día de hoy, muestra que al hablar se exhalan 10 veces más partículas potencialmente infecciosas y 50 veces más al gritar o cantar, que pueden acumularse en suspensión. Por eso, en interiores es mejor no levantar la voz, además de ventilar todo lo posible.

Al detallar las medidas a tomar contra los contagios, los científicos apuntan: “Recomendar bajar la voz en espacios interiores, dada la mucha mayor emisión de aerosoles respiratorios al hablar que al respirar”. Ya a principios de verano, teniendo en cuenta estos conceptos, se recomendaba no poner música de fondo en los locales para no empujar a los clientes a alzar la voz más de lo necesario. Junto a bajar la voz, para locales interiores se recomienda reducir en lo posible la duración y la cantidad de personas que coincidan, además de mantener una ventilación apropiada y reducir los aforos teniendo en cuenta estas condiciones.

En cuanto al transporte público, los expertos insisten en el uso obligatorio de mascarillas; los dosificadores de gel hidroalcohólico en vehículos, vagones, estaciones y andenes; incrementar la ventilación; mejorar la desinfección de superficies y conductos de aire. Además, “se recomienda además no hablar, y sobre todo cantar y gritar, en los transportes públicos (como es el caso en Japón)”. Hoy mismo, Renfe sugería viajar en silencio en sus trenes para minimizar el riesgo de contagio, siguiendo las recomendaciones de la Autoritat del Transport Metropolità de Barcelona (ATM), que pedía viajar en silencio en “el metro, el tranvía, el tren y el bus” en un tuit recogido por Europa Press. El informe también pide que se mantenga la distancia entre pasajeros aportando cuatro medidas: potenciar el teletrabajo; escalonar la entrada al puesto de trabajo; incrementando la frecuencia de vehículos en horas punta; usando medidores de aforo.

“Podemos disminuir riesgos si estas medidas se añaden a las ya aceptadas del uso de mascarillas, higiene, distanciamiento, trabajo a distancia y evitación de eventos con alta densidad de personas, especialmente en interiores”, concluyen los autores del informe, que insiste en que se deben tomar todas las medidas a la vez para mitigar al máximo los riesgos. El trabajo lo firman virólogos como Margarita del Val y Antonio Alcamí (CBM-CSIC); los epidemiólogos Miguel Hernán (Harvard) y Pello Latasa (Gobierno La Rioja); los expertos en aerosoles José Luis Jiménez (Universidad de Colorado) y Xavier Querol (IDAEA-CSIC); Ana Robustillo, jefa de medicina preventiva del Hospital Universitario La Paz; la bióloga Gloria Sánchez (IATA-CSIC) y el bioinformático Alfonso Valencia (BSC-CNS).

El documento también recomienda trasladar al exterior toda actividad que sea posible, sin olvidar que en exteriores también hay que mantener distancia y mascarillas, reducir la ratio de alumnos en colegios y prescribir aislamiento para los casos y cuarentena para sus contactos. Además, los especialistas proponen que el uso de mascarillas sea más eficaz, y reclaman al Gobierno a que potencie que sean de mayor calidad y que la ciudadanía se las ajuste mejor para evitar que escapen muchos aerosoles. En otro informe reciente, el Ministerio de Ciencia proponía mejorar la ventilación de las aulas aunque provocara molestias por el frío.

El informe primero hace un repaso de las vías de contagio reconocidas por las autoridades sanitarias: gotitas que expulsamos al hablar, cantar, toser, etc.; aerosoles que emitimos del mismo modo, pero que permanecen en suspensión y se pueden inhalar; contacto directo con un enfermo o con las superficies infectadas. Y después se concentra en el apartado de los aerosoles, que cada vez cuenta con más pruebas que avalan su papel en la pandemia, aunque no se pueda cuantificar su importancia. Las agencias encargadas de la vigilancia de la pandemia en EE UU, Alemania y el Reino Unido advierten del riesgo que los aerosoles suponen en la propagación de la enfermedad y hacen recomendaciones con esta vía en mente, como ventilar espacios cerrados. Este trabajo asegura que hay apoyo de la comunidad científica a que los aerosoles sean el modo de “transmisión dominante, y a que sea la forma más habitual de contagio en eventos de superpropagación”.

Una carta en Science hablaba de evidencias “abrumadoras” y un editorial en The Lancet Respiratory Medicine concluía que era una de las vías principales de contagio y exhortaba a tomar medidas: “Las mascarillas y las pantallas ofrecen protección contra gotas más grandes, pero su efectividad contra la transmisión aérea es menos segura. Las recomendaciones sobre pasar tiempo en interiores también deben centrarse en mejorar la ventilación y evitar espacios abarrotados”. Una de las principales pegas que se plantean a este modo de infección es que si la covid se transmitiera por el aire, los infectados serían muchísimos más. Los científicos que firman este informe aseguran que la contagiosidad de la covid es mucho menor que la del sarampión, una enfermedad capaz de infectar a alguien que entra en una habitación en la que estuvo horas antes un enfermo. No obstante, el informe asume que falta mucha investigación científica para descifrar grandes dudas como la carga viral necesaria para infectar por esta vía o la proporción de contagios por cada vía.

Puedes escribirnos a javier@esmateria.com o seguir a MATERIA en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a nuestra Newsletter.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información

Lo más visto en...

Top 50