La crisis del coronavirus

La terapia para niños trasplantados de médula que se ensaya contra el coronavirus

Investigadores del hospital La Paz de Madrid pretenden tratar a enfermos graves de covid-19 con células inmunitarias de sanitarios que han superado la infección

Una niña trasplantada de médula recibe linfocitos T en el hospital La Paz de Madrid. En vídeo, el reportaje de la terapia que se pretende ensayar con enfermos de coronavirus. Luis Manuel Rivas

Si el 99% de los infectados de coronavirus que se han curado generan anticuerpos, ¿por qué no extraer las células que producen esos anticuerpos e introducirlas en el organismo de un enfermo? Este razonamiento es el que ha llevado al jefe de Servicio de hemato-oncología pediátrica del Hospital Universitario La Paz de Madrid, Antonio Pérez-Martínez, a desarrollar el ensayo de un tratamiento contra la covid-19.

Este médico y su equipo de la unidad CRIS de Investigación y Terapias Avanzadas de La Paz llevan varios años tratando con éxito a los niños con leucemia que han precisado de un trasplante de médula con una técnica basada en un fundamento muy parecido: “Uno de los tratamientos que usamos para protegerlos de las infecciones virales, cuando los fármacos dejan de ser efectivos, son células de un donante que ya ha tenido respuesta antinfecciosa previa frente al virus: la inmunoterapia adoptiva pasiva”. Esto es lo que está empezando a ensayar contra el coronavirus. Se llama terapia celular con linfocitos memoria, y según este médico, un equipo con el que colabora en Singapur ha obtenido resultados positivos con una terapia similar: “Tres pacientes tratados no han mostrado síntomas adversos y han superado la infección a la semana”.

Cuando un paciente se infecta de covid-19, en su organismo se ponen en marcha los linfocitos T, unas células del sistema inmunitario que destruyen a las que han sido infectadas por el virus. La mayoría de los pacientes elimina de esta forma al patógeno sin precisar siquiera de tratamiento médico, solo tratamiento de soporte, y además desarrollan inmunidad frente a él. Otros no lo consiguen y desarrollan síntomas graves. “En estos pacientes, además, se ha observado que tienen un número muy bajo de estos linfocitos”, asegura este médico del hospital La Paz. Lo que pretende, por tanto, es capturar linfocitos de personas que ya hayan pasado la infección e infundirlos en aquellos que están graves para ayudar a su sistema inmunológico a destruir el virus.

Farmacia de medicamentos vivos

Los propios sanitarios del centro sanitario madrileño que se infectaron y ya han superado la enfermedad serán los donantes de linfocitos para este proyecto. Para ser aptos para los ensayos tienen que haber dado negativo en el test PCR. Pero los linfocitos de cualquier donante no tienen por qué funcionar para todos los enfermos. Según las hipótesis del equipo de Pérez-Martínez, para que funcione la terapia, donante y receptor tienen que compartir al menos un antígeno HLA, que son las sustancias que se encargan de diferenciar lo propio de lo ajeno dentro del organismo e inducen la respuesta inmune.

Por ello, el primer paso de los ensayos consiste en analizar los antígenos de los candidatos a donantes. Así se asegura una buena variedad de antígenos para poder guardar en esta especie de linfoteca que este equipo de investigación llama “farmacia de medicamentos vivos". El proceso completo, que dura apenas dos días, comienza con la extracción los linfocitos del donante mediante un proceso llamado aféresis, de ahí se hace la selección celular de linfocitos con memoria y por último se congelan estos linfocitos que ya estarían listos para infundirlos en enfermos.

El equipo asegura que con una linfoteca de 50 donantes con antígenos variados podría cubrir a más del 80% de la población, ya que con un solo donante se podrían tratar, según su experiencia, unos 100 enfermos. Esta semana están extrayendo los primeros linfocitos de sanitarios donantes con la aportación al proyecto de 50.000 euros que ha hecho la Asociación CRIS contra el cáncer. Para desarrollar el ensayo necesitan al menos unos 150.000 más. “Así podríamos tener al menos 10 donantes con los antígenos más comunes con los que podríamos llegar al 70% de la población”, calcula el jefe de la investigación.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Lo más visto en...

Top 50