Las casas de apuestas sin control de acceso serán sancionadas desde hoy

El Gobierno de Madrid inspeccioná los 685 locales que existen de aquí a junio

Fachada del salón de juego Nevada (Codere) en la calle Bravo Murillo de Madrid.
Fachada del salón de juego Nevada (Codere) en la calle Bravo Murillo de Madrid.ÁLVARO GARCÍA

Los locales de apuestas de la Comunidad de Madrid que no hayan colocado controles de acceso homologados por el Gobierno regional para impedir la presencia de menores o de personas inscritas en las listas de autoexclusión afrontarán sanciones de hasta 9.000 euros a partir de este martes, cuando concluye el plazo que fijó el decreto del juego de mayo de 2019. Además de las multas, la normativa también contempla la posibilidad de suspender la actividad de la sala durante seis meses,  hasta cinco años en caso de reincidencia. El Ejecutivo regional anunció el lunes que acometerá un plan de inspecciones en tres fases hasta junio para comprobar el cumplimiento de la normativa en todos los locales de la región, 685 a 31 de diciembre de 2019.

El Área de Juego de la Consejería de Justicia, Interior y Víctimas que dirige Enrique López realiza al año en torno a 20.000 inspecciones a estos locales y  colaborará con el Ayuntamiento de Madrid en su "labor inspectora", dado que la capital concentran 362 locales, un 53% del conjunto de la región.

El decreto aprobado el año pasado daba a los establecimientos un plazo de seis meses para instalar alguno de los nueve métodos de control de acceso permitidos, que podía ampliarse en tres meses adicionales de hacer falta reformas en los locales para adaptarse a los requisitos. El plazo de seis meses, que concluía el 18 de noviembre, se aplicó a 99 locales, que ya han sido inspeccionados por el Gobierno, y en 15 de ellos se levantó acta de infracción por no haber ubicado correctamente los dispositivos o por instalar sistemas no homologados. Dichos expedientes están actualmente en tramitación, indica el Ejecutivo en una nota de prensa.

El consejero de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López, fue el lunes a una casa de apuestas de la calle Cartagena a conocer su control de acceso, que en este caso usa la comprobación electrónica del DNI para evitar la entrada de menores de edad y autoexcluidos, es decir, personas que han solicitado que se les impida jugar. López ha informado de que pretende subir a 600.000 euros las sanciones a la presencia de menores en locales, medida que se introducirá en la modificación de la Ley del Juego regional que se ha comprometido a emprender el Gobierno.

También está sobre la mesa un decreto de planificación cuyo borrador López espera tener listo antes de verano y en el cual prevé aumentar a 500 metros la distancia mínima entre los centros educativos y los salones de juego. Actualmente se establece una distancia mínima de 100 metros entre estos negocios y los colegios, pero los locales tienen una moratoria de 10 años para aplicar la normativa. A juicio del consejero, "es mucho más importante que esté garantizada la no entrada de menores que la distancia de un centro". "Estamos vigilando que se cumpla la limitación actual y, por supuesto, en el momento que se establezca una limitación mayor la aplicaremos".

El consejero recordó que, desde el 29 de noviembre, Madrid ha suspendido la concesión de autorizaciones de apertura de nuevos locales y ha manifestado su voluntad de compatibilizar "el ejercicio de una actividad legal regulada con la protección debida a la salud pública". 

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Según el presidente de la Asocación Española de Empresarios de Salones de Juego y Recreativos (Anesar), José Vall, los locales de apuestas madrileños han realizado inversiones de entre 5.000 y 60.000 euros para adaptarse a la nueva normativa. Vall ha indicado que "todo lo que sirva para tener más control" es "positivo", y ha agregado: "Si no educamos a los hijos en que hay un ocio responsable (...) habría un momento en que tendríamos que restringir cualquier actividad y entraríamos en una sociedad en la que todo está prohibido".

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS