Pisos turísticos

Colau vuelve a amenazar con más sanciones a las plataformas de pisos vacacionales

La alcaldesa considera que engañan al Consistorio y siguen ofreciendo apartamentos ilegales

Protesta vecinal contra pisos turísticos ilegales en Barcelona, en 2017.
Protesta vecinal contra pisos turísticos ilegales en Barcelona, en 2017.Carles Ribas

El Ayuntamiento de Barcelona ha dado un ultimatum esta mañana a las plataformas de pisos de alquiler vacacional para que en el plazo de un mes y medio retiren los anuncios de pisos que no tienen licencia. Si no lo hacen, el Consistorio advierte que será contundente con las sanciones.

La teniente de alcalde de Urbanismo del Ayuntamiento de Barcelona, Janet Sanz, se ha reunido este martte por la mañana con los representantes de Airbnb, Home Away y Booking. Sanz les ha recriminado que continúan incumpliendo los protocolos que habían pactado con el Consistorio. La teniente de alcalde les ha acusado de seguir publicitando pisos que no tienen licencia turística, pisos donde no figura la dirección, de no facilitar a la unidad de inspección del Consistorio los datos de los pisos ilegales y de tardar días en retirar anuncios que han sido detectados como ilegales. Sanz ha denunciado que “la lucha contra la ilegalidad debe ser compartida y todos somos responsables”.

Más información

La teniente de alcalde ha remarcado que son todas las plataformas las que están realizando incumplimientos y les ha anunciado que volverán a sancionar contundentemente como hacían antes de que las plataformas acordaran suscribir el protocolo que solo les permitía publicitar los 9.500 pisos turísticos legales que existen en Barcelona. Sanz ha denunciado: “No puede ser que casos como el de hace 15 días en el barrio de la Ribera, cuando agredieron a un vecino que denunció un piso turístico ilegal, vuelvan a suceder”. La teniente de alcalde ha denunciado que las plataformas son responsables de estas agresiones y las ha acusado de “encubrir prácticas mafiosas”.

Los responsables de las plataformas se han negado a realizar declaraciones a la salida de la reunión aunque Airbnb ha enviado un comunicado asegurando que cumple con los protocolos y la identificación de los pisos en sus anuncios.

Desde el mandato pasado, el Consistorio ha abierto 16.000 expedientes contra apartamentos turísticos ilegales de los que 6.300 cesaron la actividad y se abrieron 8.000 expedientes sancionadores y 400 precintos de viviendas. Pese a ello, el Ayuntamiento no puede precisar cuántas de estas sanciones se han cobrado. En cuanto a las grandes sanciones a las plataformas, Home Away ha abonado dos sanciones de 30.000 euros y Airbnb ha recurrido dos sanciones de 30.000 euros y una de 600.000 euros.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50