Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona alquila a través de Airbnb 12 pisos por cada 1.000 habitantes

La capital catalana tiene una ratio superior a Roma o Londres

Airbnb Barcelona
La sede central de Airbnb en California. REUTERS

Una docena de pisos por cada mil habitantes se alquilan por Airbnb en Barcelona. La capital catalana es la ciudad de España donde la plataforma de alquiler vacacional tiene más inmuebles a disposición de los turistas por número de habitantes. Además, Barcelona es una de las ciudades con la ratio más alta de Europa: En Roma, Airbnb ofrece diez pisos de alquiler por cada 1.000 habitantes; en Londres, siete y en Madrid, tres. Un estudio de la Universidad de Vic (UVic—UCC) acusa a la plataforma de provocar, entre otros factores, la pérdida de los vecinos en los barrios más céntricos. Algo que ya ha pasando en París donde por cada 1.000 habitantes hay 28 pisos gestionados por Airbnb o Florencia, donde son 24 pisos.

“La elevada presencia de alojamientos de Airbnb en zonas como el Raval, Poble Sec, la Barceloneta, Sant Pere i Santa Caterina y la Ribera ha provocado, entre otros factores, una pérdida de la densidad de población así como un incremento de los precios de la vivienda de segunda mano de entre el 68% y el 133% en el periodo comprendido entre 2012 y 2018”. Así de contundente se mostraba ayer Joan Carles Martori, investigador de la Uvi—UCC.

Martori, junto a Raymond Lagonigro, forman parte del grupo de investigación Data Analysis and Modeling (DAM), que junto al investigador Phillipe Aparicio del Institute National de la Recherche Scientifique de Canadá han publicado un estudio en la revista científica Applied Geography donde se analiza la incidencia de la plataforma de alquiler vacacional en Barcelona. Según los autores del artículo, el atractivo de Airbnb por la zona central de la capital catalana solo es explicable a través de los grandes planes urbanísticos que se llevaron a cabo en la ciudad entre 1990 y 2010, además de la transformación del frente marítimo en la Vila Olímpica en 1992.

El informe ha dividido la ciudad en 1.061 secciones y se han concluido que “la renta familiar, el nivel de educación de la población, la medida de la vivienda y el número de puntos de interés turístico son los factores claves que influencian en la distribución geográfica de los alojamientos de Airbnb”. En junio de 2019 se registraron 19.819 alojamientos de Airbnb en Barcelona, incluidas las casas y habitaciones privadas y compartidas.

La zona con mayor concentración de pisos alquilados por la plataforma se encuentran en la parte noroeste de Ciutat Vella, la Vila de Gràcia y el Eixample con especial incidencia en las proximidades de la Sagrada Família. En estas zonas los investigadores aseguran que más del 10% de las viviendas que se anuncian en el portal pertenecen a Airbnb. Otras secciones censales de la Derecha del Eixample, Sant Pere i Santa Caterina y la Ribera es donde mayor conversión de viviendas en alojamiento de la plataforma se han registrado: casi el 30%.

La única alternativa del ayuntamiento: la vigilancia

“Lo único que puede hacer el Ayuntamiento de Barcelona es vigilar para que no proliferen este tipo de alquileres. No es fácil, pero si quieren revertir la situación tienen que invertir muchos esfuerzos para luchar contra Airbnb”, destacaba ayer Joan Cales Martori. Para los investigadores, la capital catalana necesita un sistema mucho más estricto para revisar las licencias de vivienda turística y nuevas políticas urbanas para hacer frente a la masificación y el crecimiento de este tipo de alquiler.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >