El Ayuntamiento defenderá en febrero en Bruselas su plan anticontaminación

Una de las medidas de Madrid 360 es permitir que los vehículos C con dos ocupantes o más puedan circular por la zona de bajas emisiones al ser considerados “vehículos de alta ocupación”

Un tramo de Madrid Central.
Un tramo de Madrid Central.JAIME VILLANUEVA

Varios representantes del Ayuntamiento de Madrid acudirán a finales de febrero a Bruselas para defender ante la Comisión Europea la estrategia municipal de lucha contra la contaminación Madrid 360, presentada el pasado septiembre. La medida —menos exigente que el Plan A de Calidad del Aire, dentro del que se incluye Madrid Central, y al que busca sustituir— incluye reabrir a la circulación de vehículos C la zona de bajas emisiones. A Cs, socio de Gobierno del PP en Cibeles, no le convence la idea, rechazada también por Más Madrid y PSOE.

Una de las medidas de Madrid 360 es permitir que los vehículos C —de gasolina posteriores a 2006 y de gasóleo posteriores a 2014— con dos ocupantes o más podrán circular por la zona de bajas emisiones al ser considerados “vehículos de alta ocupación”. Uno de cada tres turismo de la capital tiene esta etiqueta, según los datos del Parque Circulante de Madrid.

“La incorporación de la alta ocupación de los vehículos C va a reducir el tráfico en Madrid”, dijo ayer Borja Carabante, delegado de Movilidad y Medio Ambiente. Aunque no presentó ningún estudio de movilidad —dijo que la modelización se estaba elaborando—, Carabante explicó que “cuando dos personas comparten vehículo, se reduce sustancialmente el tráfico”.

El delegado, que liderará la delegación municipal que viajará a Bruselas a finales del mes que viene, se encuentra con un escollo: su socio de Gobierno, Cs, no está convencido con la idea. Tampoco la comparten ni Más Madrid ni PSOE. Si Cs no cede (como ya hizo con la decisión de llevar los residuos de la Mancomunidad del Este a Valdemingómez o con el recorte del perímetro de Madrid Central) la medida no saldría adelante. “Estoy seguro de que [la vicealcaldesa Villacís y su grupo parlamentario] van a avalar la medida”, agregó Carabante.

Gracias a Madrid Central, el año pasado fue el mejor de la última década con respecto a la contaminación: el dióxido de nitrógeno (NO2) se redujo en 22 de las 24 estaciones de medición de la capital, con respecto a la media de los nueve años anteriores. En total, la polución disminuyó un 20%, según los informes que Ecologistas en Acción realiza todos los meses. Esta organización, así como Greenpeace y varios expertos, atribuyen el éxito de la zona de bajas emisiones justamente al coto puesto a los vehículos C.

Desde la llegada de Almeida al poder, el Ayuntamiento ha intentado paralizar la zona de bajas emisiones, pero no pudo ya que varios jueces se lo impidieron. El mes pasado, Almeida mutiló Madrid Central reabriendo al tráfico dos calles en las que estaba restringido. También aprobó una moratoria a los vehículos más contaminantes de algunos colectivos. Por otro lado, la Fiscalía de Medio Ambiente investiga el aumento de tráfico en la zona en octubre y noviembre tras meses de reducción.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Cada decisión que han tomado ha sido para rebajar Madrid Central”, remarcan los portavoces de la Plataforma en Defensa de Madrid Central. Para Más Madrid y PSOE, las medidas de Almeida, “ponen en riesgo la salud de los madrileños”.

Paradas bajo demanda en los búhos

El delegado de Movilidad y Medio Ambiente explicó ayer que estudiará la implantación de las paradas bajo demanda para mujeres y menores en los buses nocturnos de la Empresa Municipal de Transportes (EMT). Justamente, ayer la Comunidad arrancó un proyecto piloto en varias líneas nocturnas de bus interurbano que permite a mujeres y menores bajarse fuera de una parada establecida para fomentar su seguridad. Para Carabante, una medida “extraordinaria” por lo que valorarán la implantación en la capital.

Sobre la firma

Pablo León

Periodista de EL PAÍS desde 2009. Actualmente en El País Semanal. Durante seis años fue redactor de Madrid, cubriendo política municipal. Antes estuvo en secciones como Reportajes, El Viajero o Tentaciones. Es licenciado en Ciencias Ambientales y Máster de Periodismo UAM-EL PAÍS. Vive en Madrid y es un experto en movilidad sostenible.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS