Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Torra recalca a Aragonès que el Govern no asume el pacto entre PSOE y ERC

El vicepresidente y el presidente de la Generalitat se reúnen en plena escalada de tensión entre Esquerra y JxCat por el acuerdo de investidura de Pedro Sánchez

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y el 'president', Quim Torra, en el Parlamento catalán el pasado noviembre. En vídeo, cronología de los momentos clave de esta semana para la investidura de Sánchez.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y los miembros de Junts per Catalunya del Ejecutivo catalán no se sienten obligados a asistir a la mesa de diálogo sobre Cataluña pactada por Esquerra y el PSOE para facilitar la investidura de Pedro Sánchez. Con todo, el vicepresident, Pere Aragonès (ERC) defiende que Torra (JxCat) participe y juntos defiendan en ese foro el derecho a la autodeterminación. Este es el resumen de las dos posiciones defendidas por ambos líderes en la reunión que han mantenido este jueves por la mañana. El encuentro buscaba rebajar la tensión entre ambas partes, pero más allá de la cordialidad las posiciones siguen alejadas.

"Queda claro que el acuerdo ERC-PSOE no tiene el visto bueno del Gobierno catalán ni lo asume como tal. Es un acuerdo entre partidos", explica el entorno de Torra. El líder catalán cree que no se puede negociar un foro de esa trascendencia sin su participación y defiende que las condiciones para esos acercamientos son muy claras: "Ejercicio de la autodeterminación, fin de la represión y amnistía". La Oficina del president no confirma su asistencia si la mesa de diálogo echara a andar ya, aunque sí especifica que "si alguna vez se celebra una reunión, el Govern acordará el contenido, no un partido unilateralmente".

El pasado lunes, la portavoz de ERC, Marta Vilalta presentó el acuerdo y dijo que se trataría de "una mesa de país", no de una mesa de partido, en la que "el independentismo tenía una oportunidad". Según voces de esa formación, Aragonès le ha transmitido a Torra la invitación para que vayan juntos al eventual encuentro con el Gobierno central y defiendan juntos el derecho a decidir y la consulta ciudadana que valide el acuerdo final. El presidente catalán tampoco ve aquí una ventana de oportunidad. "Sit and talk" [sentarse y hablar] es una expresión a favor del derecho a la autodeterminación. Las negociaciones tienen que permitir una clara votación sobre la independencia", explican fuentes del entorno de Torra.

Con todo, Aragonès le ha recordado a Torra que este plan se asemeja al que ya se había aprobado el pasado 22 de octubre, en el acuerdo de Govern en rechazo a la sentencia del juicio al procés. Allí se especificaba el compromiso del Ejecutivo catalán con "la solución política y democrática para el conflicto entre Cataluña y las instituciones del Estado españolas" y además se instaba a Sánchez  a iniciar un diálogo "sin condiciones". El encuentro ha durado poco más de una hora.

Junts per Catalunya apuntó el pasado martes a la posibilidad de una crisis en el Ejecutivo catalán. Este jueves, la portavoz de JxCat en el Congreso, Laura Borràs, ha señalado que su formación, como parte mayoritaria del Govern, debe conocer los términos del acuerdo de ERC con el PSOE sobre la mesa de negociación entre Gobierno y Generalitat antes de decidir si participan en la misma.

En una entrevista en RNE, Borràs ha planteado la posibilidad de no participar en esa mesa que, según ha trascendido, finalizaría en una consulta ciudadana sobre las conclusiones del diálogo. "Cuando trasciendan los detalles del acuerdo de ERC y PSOE se verá de qué mesa se está hablando y se verá si Junts participa o no", ha aseverado.

De este modo, ha incidido en que, dado que ese "acuerdo entre partidos" para posibilitar la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno afecta al Govern de la Generalitat, es "necesario" que la parte mayoritaria de ese Ejecutivo conozca los términos en los que se ha establecido. Solo así, ha proseguido, conocerán "si se han vetado temas, si es una solución cosmética o si se aborda el conflicto político". En todo caso, Borràs ha recordado que de las reuniones mantenidas por su formación con el PSOE no se deriva que haya voluntad por parte de los socialistas de que se celebre un referéndum en Cataluña o de que en esa mesa entre Gobiernos se vaya a hablar de autodeterminación.

La CUP cree que el acuerdo contribuirá a "la vulneración sistemática de derechos"

La CUP-PR ha reafirmado este jueves su 'no' al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y ha avisado de que el acuerdo entre el PSOE y ERC sobre su investidura "contribuirá a dar aire a la represión, a reforzar la deriva recentralizadora del Estado y a la vulneración sistemática de derechos", impidiendo avanzar en la liberación nacional, social y de género.

Considera que el acuerdo de PSOE y ERC está "lejos de resolver el conflicto político del Estado con Catalunya, ya que no sitúa el derecho de autodeterminación, la amnistía para las personas represaliadas y los derechos sociales" como ejes principales, y se reafirma en que la amnistía, la autodeterminación y la garantía de derechos solo llegará con la desobediencia civil. "Facilitar la gobernabilidad del Estado no aportará soluciones ni para frenar la represión ni para el ejercicio de la autodeterminación, como tampoco en materia de políticas sociales".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete