Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat rompe la tendencia y cierra su presupuesto de 2018 con un aumento del déficit

La Sindicatura de Comptes reconoce la falta de financiación autonómica pero reprocha al Consell que incluya 1.325 millones de euros ficticios en el presupuesto

El síndic de Comptes, Vicent Cucarella, en el centro, entrega al presidente de las Cortes Valencianas, Enric Morera, a la izquierda, el informe de fiscalización de la Cuenta General de 2018 de la Generalitat.
El síndic de Comptes, Vicent Cucarella, en el centro, entrega al presidente de las Cortes Valencianas, Enric Morera, a la izquierda, el informe de fiscalización de la Cuenta General de 2018 de la Generalitat. CORTS VALENCIANES/INMA CABALLER

"Sabemos que esos millones de euros son reivindicativos y conocemos la causa que hay detrás pero al final lo que hemos de respetar es que los presupuestos [de la Generalitat] sean realistas", ha dicho este lunes el síndic de Comptes, Vicent Cucarella, de los 1.325 millones de euros de ingresos ficticios que el Gobierno valenciano incluyó en las cuentas autonómicas de 2018 que, según el síndic de Comptes, Vicent Cucarella, ha roto la tendencia de los tres años anteriores y ha cierra el ejercicio con un aumento del déficit.  

"Sabemos por qué aparece y lo entendemos, pero desde el punto de vista presupuestario no podemos aceptar una partida que es ficticia", ha manifestado el síndic, cuyo informe advierte de nuevo de las consecuencias negativas que el sistema de financiación tiene sobre la Comunidad Valenciano.

En cuanto al déficit, la Generalitat concluyó 2018 con un incremento de hasta los 2.187 millones de euros (un 7,7% más que el año anterior), con lo que se invierte la tendencia positiva de reducción del déficit de los tres años anteriores, debido a un aumento del gasto.

Respecto al aumento del déficit, ha señalado que es algo que se debe evitar pero ha destacado que el crecimiento se debe a que el gasto por habitante de la Comunidad Valenciana, que hasta ahora ha sido "muy moderado", se ha incrementado en 2018 hasta situarse en torno a la media del resto de autonomías.

El informe también refleja que la Generalitat cerró 2018 con unos fondos propios negativos de 30.096,6 millones de euros y que la deuda financiera subió hasta los 46.782,6 millones, aunque el endeudamiento, en porcentaje, del PIB se ha reducido por segundo año consecutivo.

El documento señala también que en los contratos de las concesiones sanitarias (departamentos de salud de Alzira, Torrevieja, Dénia, L'Horta Manises y Elx-Crevillent) aún quedan 38 liquidaciones anuales pendientes de aprobación o en trámite de elaboración.

Asimismo, insiste en que continúa habiendo dificultades para estimar de manera razonable las obligaciones que deberá reconocer la Generalitat por las ayudas que la Administración debe en materia del Plan de Vivienda.

Provisión de 75 millones de euros

La Sindicatura destaca de que a la vista del gran número de procedimientos judiciales en curso de los que podrían derivarse responsabilidades a cargo de la Generalitat, se observa un defecto de provisión para su cobertura superior a los 75 millones de euros.

También señala que los gastos contraídos sin cobertura presupuestaria vulneran las disposiciones de la normativa, si bien existe la posibilidad de convalidar las obligaciones de ejercicios anteriores por medio de autorización expresa del Consell. En este sentido, en el ejercicio 2018, se han tramitado 384 expedientes de resarcimiento por enriquecimiento injusto por un importe conjunto de 1.422,4 millones de euros.

En materia de contratación, se ha detectado algún problema con la fórmula matemática que se usa para determinar la oferta económica en la adjudicación de contratos públicos, ya que se "abre excesivamente" el rango de puntuación, con lo que se reduce la importancia al aspecto económico a la hora de la adjudicación.Sin embargo, Cucarella ha precisado que a pesar de esta cuestión, la mayoría de contratos se han adjudicado a la oferta económica más ventajosa.

La Sindicatura de Comptes ha hecho también un seguimiento de informes de años anteriores, donde ha detectado que muchas de las recomendaciones se han cumplido o se está intentando, pues algunas cuestan años de resolver, aunque también hay algunas en las que ha tenido que volver a incidir.

La infrafinanciación explica la deuda

El vigente modelo de financiación autonómica explica "en gran medida" la "enorme" deuda pública acumulada por la Comunidad Valenciana [46.782,6 millones de euros], según el último Informe de la Sindicatura de Comptes. El aumento de la deuda en 2018 "se debió a los préstamos formalizados al amparo de los mecanismos estatales de financiación autonómica", expone la Sindicatura.

Esta entidad "lleva advirtiendo desde hace tiempo sobre las negativas consecuencias para los valencianos de los menores ingresos que la Generalitat recibe a través del sistema de financiación autonómica". Este sistema "presenta una serie de deficiencias que impactan de forma muy significativa en las finanzas autóctonas y que pueden sintetizarse en una falta de equidad".

La falta de equidad horizontal es una de las causantes de que la comunidad autónoma tenga una balanza fiscal negativa [pese a tener un PIB per cápita inferior a la media] y también explica en gran medida su enorme deuda pública acumulada".

En consecuencia, "la acumulación de déficit en la liquidación de los presupuestos de la Generalitat ha provocado" que la valenciana sea la comunidad autónoma con la mayor ratio de deuda pública respecto a su PIB.

Esta elevada deuda pública, advierte la Sindicatura, "condicionará negativamente el desarrollo futuro de los servicios públicos valencianos, salvo que se adopten medidas de resarcimiento de la infrafinanciación autonómica padecida durante los últimos años".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >