Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Agrupaciones del PSC pedirán en el Congreso mantener la inmersión

Militantes socialistas presentan enmiendas en contra de la tesis de la dirección de apostar por un modelo plurilingüístico

Eva Granados, durant un ple del Parlament.
Eva Granados, durant un ple del Parlament.

Una decena de agrupaciones del PSC han presentado enmiendas en contra de la ponencia política del partido sobre el modelo lingüístico en Cataluña. La dirección defiende ahora, en esa ponencia, limitar la inmersión lingüística —el sistema que impone el catalán como única lengua vehicular en la escuela— en favor de un modelo plurilingüe. Agrupaciones tan importantes como las del Eixample o L’Hospitalet, tradicional feudo de votos de los socialistas, han presentado enmiendas de supresión al redactado de la ponencia.

Los socialistas catalanes celebrarán desde al 13 al 15 de diciembre el congreso en el que Miquel Iceta revalidará el cargo de primer secretario. El cónclave abordará también temas de calado como el de la inmersión lingüística. La ponencia alerta de que la confrontación entre lenguas está poniendo en riesgo la convivencia y el patrimonio lingüístico común, y apuesta por un modelo plurilingüe que defienda el castellano y el catalán, ambas lenguas cooficiales, y sea flexible.

Las agrupaciones de Girona, Tarragona, Sabadell, Castelldefels, Granollers y la Joventut Socialista de Catalunya han pedido directamente que se recupere el término inmesión en el apartado en el que se apuesta por el modelo plirulingue. La enmienda de la JSC apuesta por defender la inmersión al sostener que es un "modelo que ha garantizado el exito y la coexistencia de las dos lenguas en nuestro país, siendo una apuesta por la libertad, la iglialdad y la cohesión social". Las agrupaciones de l'Hospitalet y del Eixample también se pronuncian en ese sentido. "Seguiremos apostando como hace a Ley de Educacion de Cataluña, por mantener el catalan como lengua vehicular y de aprendizaje del sistema educativo con el objetivo de garantzar su conocimiento y favorecer el uso social en un contexto pluricultural y plurilingue". señala la de Hospitalet Sud

La sectorial de Cultura, sin embargo, comparte el criterio de la dirección que considera que se ha producido una confrontación entre las lenguas y que se ha roto la armonía entre ambas por culpa del procés. Otras agrupaciones como la de Cardedeu o la de Gràcia también aluden a la instrumentalización y la confrontación interesada del "nacionalimo catalán y español". U otras como la de Castellar que quiere que el catalán siga siendo vehicular pero flexibilizando el modelo. El debate, en cualquier caso está garantizado.

La portavoz del PSC, Eva Granados, ha rechazado las últimas semanas que los socialistas quieran acabar con la inmersión lingüística y se mostró partidaria de encauzar un debate "sosegado". "No cuestionamos que el catalán tiene que ser el centro de gravedad en la enseñanza", sostiene Granados, quien lamenta que el debate sobre el modelo educativo sea un "tabú" en Cataluña.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >