Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC apuesta por “flexibilizar” la inmersión lingüística en la escuela catalana

La formación de Miquel Iceta se desmarca del actual modelo para adaptar el uso del catalán, el castellano y el inglés a la realidad de cada centro educativo

La portavoz del PSC en el Parlament, Eva Granados.rn
La portavoz del PSC en el Parlament, Eva Granados. EUROPA PRESS

El Partit dels Socialistes (PSC) se dispone a apostar por la "flexibilización"  de la inmersión lingüística para adaptar las horas lectivas en catalán, castellano e inglés al entorno de cada escuela, algo que ha abierto una polémica en Cataluña, donde diversos sectores les acusan de querer acabar con el modelo que rige en esa comunidad desde 1984. El origen del debate radica en el documento marco del PSC para el 14º Congreso que celebrará del 13 al 15 de diciembre, aún abierto a enmiendas de la militancia, que aboga por "ampliar las horas de castellano e inglés de acuerdo con las necesidades de cada escuela", de tal modo que se consiga un "modelo plurilingüe" y "flexible" que concuerde con la realidad sociolingüística de Cataluña.

Con esta modulación del sistema de inmersión, el PSC pretende hacer frente al "riesgo" de que la lengua materna sea un motivo de división en Cataluña, algo que en el mismo texto marco atribuyen a la "instrumentalización" y al "uso partidista" que los "nacionalismos" han hecho de la lengua, "especialmente en la escuela".

Sin embargo, desde sectores soberanistas se ha interpretado esa ampliación de las horas de castellano e inglés como una enmienda a la totalidad al sistema de inmersión lingüística, por el cual la lengua vehicular de la enseñanza en Cataluña es el catalán, mientras que el castellano y el inglés se imparten solamente en las horas correspondientes a estas asignaturas.

La portavoz parlamentaria del PSC, Eva Granados, ha negado que los socialistas quieran acabar con el modelo de inmersión lingüística cuando hablan de "flexibilizarlo" y ha pedido al resto de formaciones que permitan un debate "sosegado" sobre cómo mejorar las competencias lingüísticas de los alumnos. "No cuestionamos que el catalán tiene que ser el centro de gravedad en la enseñanza", sostiene Granados, quien lamenta que el debate sobre el modelo educativo sea un "tabú" en Cataluña.

Entre quienes han levantado la voz figura el exsocialista y líder de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, Ernest Maragall, que fue consejero de Educación de la Generalitat durante el gobierno tripartito que presidía José Montilla. "El PSC abandona el último vestigio de catalanismo progresista. Adopta el programa de Ciudadanos renunciando al modelo educativo que levantamos juntos hace cerca de 40 años con el catalán como lengua vehicular", ha escrito en Twitter, en una publicación que han replicado dirigentes de ERC como Pere Aragonès o Lluís Salvadó.

"No cuestionamos que el catalán tiene que ser el centro de gravedad en la enseñanza"

Desde las filas de JxCat y los comunes, que forman parte del grupo de Unidas Podemos en el Congreso y negocian Gobierno con los socialistas, se ha acusado al PSC de cuestionar la enseñanza en catalán para atraer a votantes de Ciudadanos tras la debacle electoral de los naranjas, que siempre han hecho bandera de su oposición al modelo de inmersión. Así, la diputada del espacio posconvergente en el Parlament Gemma Geis se ha preguntado si el PSC votará como Cs en temas de inmersión lingüística en el Parlament", y ha exclamado: "Siempre se puede ir a peor y eso es una clara muestra".

En la misma línea, el diputado de los comunes Lucas Ferro, que ha tuiteado: "La escuela pública catalana es una victoria del catalanismo popular. De quienes no querían dos países en uno. Ni escuelas de segunda. De quienes no querían que aprender catalán fuera privilegio de nadie. Renunciar a ello no vale el puñado de votos de un Ciudadanos moribundo".

Desde la CUP, su líder en el Ayuntamiento de Girona, Lluc Salellas, ha avisado: "En tiempos de negociación de derechos parecía que el consenso en defensa del catalán era el único hilo que mantenía unido al PSC con el resto del catalanismo. Cortando este vínculo pone fin a décadas de lucha común y deja la lengua a merced de quien quiere eliminarla".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >