Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Junts per Catalunya se rearma entre el electorado independentista

La formación que lidera Carles Puigdemont gana un diputado y se sitúa con ocho en el Congreso

Laura Borràs entre Quim Torra y Miriam Nogueras. En vídeo, declaraciones de la cabeza de lista de Junts per Catalunya.

Junts per Catalunya ha logrado este domingo mejorar sus resultados en las elecciones generales del 10-N y ha alcanzado ocho diputados, uno más que el 28-A, en un escenario que le podía haber sido adverso con un electorado independentista más fragmentado que nunca con la irrupción de la CUP en unas elecciones generales. No fue así y la formación que lidera Carles Puigdemont desde Bruselas hizo realidad el eslogan de su campaña “Ni un voto atrás” y, por el contrario, cosechó 25.000 votos más con una participación que retrocedió poco más de dos puntos. Aunque ERC sigue siendo el partido que cosecha más votos en Cataluña, las distancias entre las dos formaciones independentistas —que viven una azarosa convivencia en el Govern— se han acortado.

“Dijimos que ni un voto atrás y hemos ido un escaño hacia adelante”, exclamaba Laura Borràs, la cabeza de lista por Barcelona, al comparecer con casi el 100% del escrutinio. Lo hizo flanqueada por el president de la Generalitat, Quim Torra, y sus compañeros de lista. “Ha sido una campaña difícil, muy difícil, pero lo hemos conseguido, somos los de la unidad, ya lo dijimos. Y dedicamos todo el esfuerzo a los presos y a los exiliados”, subrayó. Borràs puso en valor la mayoría de escaños de formaciones independentistas frente al resto: "Somos 23 frente a los 18 del [artículo] 155". Desde Bruselas, Puigdemont también se refirió a la mayoría independentista: "El mensaje de Cataluña cada vez es más contundente, ¿piensan escuchar, o virar hacia la extrema derecha y al totalitarismo”?, afirmó en referencia al resultado de Vox.

Junts per Catalunya ha superado sus resultados en la provincia de Barcelona, donde obtuvo cuatro escaños (uno más que en abril) y ha repetido dos en Girona, empatando con ERC con casi el mismo porcentaje de votos, que reculó uno en esa circunscripción. En Lleida y Tarragona, la formación neoconvergente se ha mantenido con un diputado en cada una de ellas. Junts ha conseguido volver a los resultados que obtuvo en las generales de 2016.

Como cabeza de cartel de Junts, Laura Borràs ha sido la voz más visible, junto con la de Carles Puigdemont, y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, con un discurso único: seguir en la senda hacia la autodeterminación como única vía posible ante el "bloqueo" del Gobierno de Pedro Sánchez. "Señor Sánchez, sit and talk (siéntese y hable)", le retó la diputada.

Con el resultado electoral, todo parece indicar que los ejes centrales de la campaña de Junts per Catalunya calaron entre el electorado independentista. La formación neoconvergente se arrogó el papel de la unidad del independentismo e instó a ERC y la CUP a que se avinieran a esa unión en la legislatura que empieza este lunes para convertirse en la “voz de la República Catalana”. Ninguno de los dos partidos recogió el guante de una petición en la que el domingo volvía a insistir Borràs, muy crítica con el PSOE. "¿Para qué unas elecciones a cambio de nada, señor Sánchez? La repetición ha sido una gran irresponsabilidad por su parte y el resultado es que ha crecido la ultraderecha y España es más inestable e ingobernable que nunca”, se preguntó para advertir que Junts "no regalará ni un solo voto".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >