Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El TSJC declara nulas las consultas ciudadanas que quiere hacer Colau

La multiconsulta es uno de los proyectos estrella de la alcaldesa y contempla preguntar sobre la municipalización del agua

Impulsoras de tres preguntas de la consulta, en enero.
Impulsoras de tres preguntas de la consulta, en enero.

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha declarado nulo el Reglamento de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Barcelona impulsado por la alcaldesa Ada Colau. El reglamento contemplaba consultar una vez al año (una semana de mayo) a la ciudadanía sobre temas propuestos por el consistorio o entidades de la ciudad. La sentencia, avanzada por El Periódico, estima el recurso contencioso administrativo interpuesto por Abogados Catalanes por la Constitución e impone que el consistorio pague las costas, con un límite de 3.000 euros. La sentencia no es firme y el Ayuntamiento ha anunciado que recurrirá tras considerar el fallo "un ataque indiscriminado a la soberanía local y un intento de laminar los avances de Barcelona en democracia directa", en palabras del concejal de Derechos de Ciudadanía, Marc Serra.

La celebración de consultas ciudadanas -la multiconsulta, se denominó- era uno de los proyectos estrella del gobierno de los comunes durante el mandato pasado. Pero no se llegó a celebrar ninguna. Fueron aprobadas en octubre de 2017, pero recurridas por administraciones, entidades y empresas. En 2018 no se celebraron por los recursos existentes, pero el reglamento volvió a aprobarse en 2018, en octubre. En 2019 no se llevaron a cabo por coincidir en año electoral.

El ejecutivo de Colau ha acusado a Agbar de boicotear una iniciativa que tiene previsto preguntar sobre la municipalización del agua. Además de esta cuestión, avalada por las firmas de 15.000 barceloneses, otras preguntas que habían sido aceptadas eran sobre el cambio de nombre de la plaza dedicada al esclavista y marino Antonio López o construir vivienda en el edificio de un popular gimnasio del distrito de Ciutat Vella.

Serra, ha considerado en un apunte de Twitter que la sentencia "un ataque indiscriminado a la soberanía local y un intento de laminar los avances de Barcelona en democracia directa". "No nos quedaremos de brazos cruzados ante quienes quieren impedir que la ciudadanía que nunca había tenido voz pueda decidir sobre lo que le afecta. Las iniciativas y consultas ciudadanas son una conquista democrática irrenunciable", ha añadido antes de anunciar el recurso que el consistorio presentará: "Ahora más que nunca defender el Reglamento de Participación Ciudadana es defender la Democracia".

Para pedir la nulidad del reglamento, el recurso presentado por Abogados Catalanes por la Constitución argumentaba cuestiones como que no se siguió el procedimiento legalmente establecido para ser aprobado, lo que el Ayuntamiento negó, además de recordar que la Carta Municipal las ampara.

El texto de la sentencia se basa en dos cuestiones para declarar la nulidad. En primer lugar, que no se respetara el proceso de información pública la segunda vez que se llevó a votación en el pleno, cuando el reglamento había introducido "modificaciones introducidas a aspectos sustanciales", como el hecho de que se pudiera preguntar en el ámbito de los distritos, además del global de ciudad. En segundo lugar, la sentencia recuerda que consultas como las que prevé el reglamento "deben someterse a la normativa estatal" y mantiene que el texto aprobado "omite toda referencia a la necesidad de recabar la autorización del Gobierno de la Nación".

Fuentes municipales han explicado que han conocido la sentencia, aunque no ha sido notificada al consistorio. Las mismas fuentes recuerdan que el reglamento tuvo "un amplio apoyo de Barcelona en comú, PSC, ERC, el concejal no adscrito Gerard Ardanuy y dos concejalas de la CUP". "Seguimos defendiendo la aportación que supone el Reglamento de Participación Ciudadana para la profundización democrática, especialmente en la medida en que prevé formas de democracia directa como las iniciativas ciudadanas o consultas", afirman y apuntan que el consistorio presentará recurso de casación ante el TSJC. Un recurso que tiene "carácter suspensivo", por lo que "el reglamento continuará vigente hasta su resolución".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >