Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuenta atrás para el desalojo de La Ingobernable

Vence el plazo que dio el Ayuntamiento para el abandono voluntario del centro social okupado

En foto, este miércoles cientos de personas se han acercado a defender la Ingobernable. En vídeo, jornada de defensa de La Ingobernable.

La Ingobernable se prepara para la que podría ser su última batalla. Este miércoles se ha vencido el plazo dado por el Ayuntamiento para el desalojo voluntario del centro social autogestionado en el edificio de la calle Gobernador, 39, un espacio de 3.000 metros cuadrados situado en la esquina con el Paseo del Prado y al lado del CaixaForum. Se trata de un inmueble de propiedad municipal que los activistas okuparon hace un par de años, después de estar dos años vacío.

En lugar de hacer las maletas, La Ingobernable ha preparado un desayuno de porras con chocolate para invitar a sus usuarios a defender y reivindicar el papel sociocultural del centro okupado. Según sus datos, en estos dos años han pasado más de 100.000 personas por más de 170 tipos de actividades. Este miércoles, por ejemplo, hay clases desde las 19.00 horas clases de yoga, tango y boxeo y un taller de reparación de bicicletas. Todo gratis.

Cientos de personas se reunieron desde primera hora de la mañana en las puertas de la Ingobernable para plantar cara a un posible desalojo. A las 10.00, como estaba previsto, llegó la comisión judicial del Ayuntamiento y  entregaron la orden de desalojo. Carlos Sanchez Mato (Madrid en Pie), Isa Serra (Podemos) y Sol Sanchez (Izquierda Unida) han acudido a mostrar su apoyo al centro social.  Por su parte, l concejal y portavoz adjunto de Vox en el Ayuntamiento de Madrid Pedro Fernández ha exigido al alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, que acuda a la vía judicial y consiga desalojar a La Ingobernable del edificio de la calle Gobernador.

Los activistas en la puerta de la Ingobernable
Los activistas en la puerta de la Ingobernable

El Ayuntamiento de Madrid acudirá "desde este mismo momento" a la vía judicial para lograr "lo más rápido posible" el desalojo de La Ingobernable. Así lo ha indicado la portavoz del Gobierno municipal, Inmaculada Sanz, en una entrevista en Antena 3 recogida por Europa Press, en la que ha puesto de manifiesto que se ha puesto "punto y final" a la vía administrativa, por lo que "parece que no se desaloja por la vía voluntaria".

Al acudir a la vía judicial, el equipo de Gobierno espera que el desalojo sea "lo más rápido posible". "No ha sido posible desde el punto de vista administrativo porque no se ha querido hacer ese desalojo; esperamos que se tramite de la forma más breve", ha reiterado.

El momento en el que llegan los portavoces del Ayuntamiento a entregar la notificación.
El momento en el que llegan los portavoces del Ayuntamiento a entregar la notificación.

El alcalde, José Luis Martínez-Almeida decidió tomar el edificio como caballo de batalla contra la okupación en la capital y ya en campaña electoral anunció que actuaría contra La Ingobernable.
En 2015, la entonces alcaldesa Ana Botella cedió el uso del inmueble por 75 años a la Fundación Ambasz para hacer un Museo de Arte, Arquitectura y Diseño. Esto nunca se materializó y el edificio permaneció vacío hasta el 2017, cuando, después de una manifestación con el lema Madrid No se Vende, un grupo de personas decidió okupar el edificio. El edificio se ha convertido en punto de encuentro de colectivos sociales y tiene una amplia oferta de actividades lúdicas.

El edificio de La Ingobernable ha tenido más vidas que un gato. Por citar algunos, en el pasado fue un centro de puericultura, fue sede de las oficinas de la Universidad a Distancia (UNED) y del archivo de los juzgados y acogió, en otra etapa, el centro de salud del barrio de Retiro.

Tres intentos de desalojo con Carmena

Durante su mandado, Manuela Carmena recuperó el pasado octubre la titularidad pública del edificio —tras indemnizar con 1,4 millones de euros a la Fundación Ambasz, a la que había sido cedido el espacio— y propuso recuperar el edificio para instalar allí la Biblioteca de Mujeres creada por Marisa Mediavilla, una bibliotecaria feminista que reunió una colección de más de 30.000 obras del siglo XVII al XX, la mayoría descatalogadas. Esto también hubiera supuesto el desalojo de La Ingobernable.

De hecho, con Carmena en la alcaldía se llevaron a cabo tres intentos de desalojo. El actual alcalde, José Luis Martínez-Almeida, prometió en campaña que iba a hacer en el inmueble un centro de salud y una biblioteca para los vecinos y Begoña Villacís, de Ciudadanos, quería que además de la biblioteca, el espacio se pueda convertir en el Museo de la Fotografía. Sin embargo, en la última junta de gobierno antes de agosto el consistorio solo dijo que el edificio se destinará a equipamientos necesarios para el Distrito Centro, aún por determinar.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información