Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La prórroga presupuestaria obliga al Govern a mantener el horario de los maestros de más de 55 años

La portavoz Meritxell Budó descarta que se trate de un recorte o un ajuste

profesores cataluña
La portavoz del Govern, Meritxell Budó, en una imagen de archivo.

La Generalitat de Cataluña trabaja con los Presupuestos de 2017 prorrogados y con unas modificaciones de crédito diseñadas por la Vicepresidencia Económica para solventar las necesidades por unos meses. Sin embargo, esa falta de unas nuevas cuentas ya empieza a notarse en algunos de los compromisos del Govern. La reunión semanal del Ejecutivo catalán ha aprobado este martes que no se reduzca en dos horas el horario semanal del profesorado mayor de 55 años, con lo que la Generalitat se ahorra 144 millones de euros. Se trata de un acuerdo al que habían llegado los sindicatos y el departamento de Educación en 2016 y que no ha podido llevarse a cabo por las dos prórrogas presupuestarias.

La portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha descartado que se trate de un recorte o de un ajuste y ha recordado que la medida no se ha podido llevar a cabo desde que se pactó, justamente porque no se han aprobado unas nuevas cuentas. Sin embargo, ha reafirmado el compromiso de su Ejecutivo para cumplir con el compromiso.

La Generalitat ha puntualizado que debido a la prórroga era imposible aplicar medidas de que implicaran aumentar el gasto en el capítulo 1 de los Presupuestos, el de personal. El departamento de Educación calcula que aplicar esa medida implicaría dedicar 144 millones de euros para contratar personal nuevo que asumiera la carga de las dos horas libres de los profesores más veteranos.

Budó no ha aclarado si estos incumplimientos se puedan extender a otras áreas del Govern y ha recordado que el Ejecutivo ya trabaja en el proyecto de Presupuestos de 2020. Los llamamientos tanto del presidente Quim Torra como del vicepresidente Pere Aragonès para que los comunes se avinieran a aprobar las cuentas de este año una vez se cerrara el ciclo electoral cayeron en saco roto, pues los diputados de Catalunya en Comú-Podem descartaron sentarse a negociar el mismo borrador que habían rechazado en primavera.

Oficialmente la Vicepresidencia Económica no ha tirado la toalla para aprobar unas cuentas para lo que resta de año aunque las posibilidades son remotas. La portavoz tampoco ha explicado si el plan de contingencia puesto en marcha por Aragonès logrará llegar hasta final de año sin que implique ajustes o se lleve a mínimos el gasto, como ya sucedió en el cierre anterior. La semana pasada el Govern aprobó una batería fiscal con la que espera que las arcas de la Generalitat tengan un respiro de 88 millones de euros.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >