Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Denunciado por volar un dron junto al aeropuerto de Barajas

La Guardia Civil comprobó que la aeronave carecía de los permisos oficiales y de las identificaciones obligatorias

dron aeropuerto barajas
Vista de la torre de control del aeropuerto de Barajas en Madrid.

Muy cara le puede salir al piloto de un dron el hecho de que haya volado su aeronave en las proximidades del aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez, una zona especialmente prohibida para estos aviones no tripulados. La Guardia Civil le ha localizado y le ha denunciado en los últimos días tras comprobar que había vuelos no autorizados junto al aeródromo. Hechos similares provocaron que el pasado diciembre se suspendieran las operaciones en varias ocasiones en el aeropuerto londinense de Gatwick, ante el temor de que los drones chocaran con los aviones y se produjera un accidente.

El equipo Pegaso de la Guardia Civil, que se encarga de la vigilancia y las propuestas de sanción de los drones en toda España y que tiene la sede en el propio Barajas, inició una investigación junto con el gestor del aeropuerto AENA y el gestor de la navegación aérea Enaire. En los últimos días se habían detectado de forma reiterada vuelos de drones no autorizados en el espacio aéreo próximo al aeropuerto de Barajas.

Los integrantes de Pegaso, que también controlan la aviación ligera y deportiva, localizaron al dueño del dron, que estaba en un espacio prohibido para el vuelo de estas aeronaves. Tras identificarlo, comprobaron que no tenía ningún permiso para esa actividad y que tampoco llevaba identificada la aeronave, como obliga la normativa aérea. Tras ser identificado, fue denunciado.

El piloto del dron es un español de 49 años, que carece de antecedentes policiales. Se encontraba en volando la aeronave en un descampado próximo a la terminal T-4 de Barajas. Reside por la zona y tenía toda la documentación de la aeronave.

La Guardia Civil ha recordado esta mañana que los drones destinados a actividades deportivas, recreativas, de competición y de exhibición, además de las lúdicas, no se podrán realizan en espacio aéreo controlado, salvo que cuenten con los permisos de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA).  Tampoco se podrán sobrevolar ciertas instalaciones, consideradas de alta seguridad, como centrales nucleares.

La falta cometida por el piloto denunciado está considerada como grave por la Ley de Seguridad Aérea, lo que le podría acarrear una sanción de hasta 90.000 euros, en caso de vuelo recreativo. Si se tratara de una empresa operadora y estuviera especializada en temas como fotografía aérea se elevaría hasta los 250.000.

El instituto armado ha recomendado que se consulte la página de Enaire https://drones.enaire.es/ para consultar los lugares en los que se puede volar un dron cumpliendo la normativa actual.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información