Los presos independentistas llegan a las cárceles catalanas

Los hombres han llegado a Lledoners saludando desde las ventanillas de las furgonetas a simpatizantes concentrados a las puertas de la prisión. Las mujeres irán a Mas d'Enric y Puig de les Basses

Uno de los presos saluda a los simpatizantes independentistas concentrados ante la prisión. En vídeo, la llegada de los políticos a la prisión de Lledoners.EFE | ATLAS (atlas)
Barcelona -

Los nueve presos independentistas han llegado este miércoles a las cárceles catalanas. Los hombres —Oriol Junqueras, Jordi Turull, Raül Romeva, Joaquim Forn, Josep Rull, Jordi Cuixart y Jordi Sànchez— lo han hecho a la una del mediodía, mientras que las mujeres —Carme Forcadell y Dolors Bassa— se esperaba que lo hicieran poco después.

Más información

Los políticos presos varones salieron de la cárcel de Soto del Real, en Madrid, el lunes y han llegado a Cataluña en tres etapas. Primero pararon en la prisión madrileña de Valdemoro, donde pasaron la noche y el martes partieron hacia la cárcel de Zuera, en Zaragoza, donde también pernoctaron. Este miércoles han salido de estas instalaciones pasadas las 9.00 en dirección al centro penitenciario de Brians 2, en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), donde han llegado al mediodía. Estas instalaciones son el centro de tránsito entre Instituciones Penitenciarias del Ministerio del Interior y los Servicios Penitenciarios de la Generalitat, es decir, donde la Guardia Civil traspasa la custodia de los presos a los Mossos. Estos se han encargado de trasladar a los presos hasta Lledoners, en Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona), a donde han llegado a las tres de la tarde en furgonetas por cuyas ventanillas, abiertas, han saludado a simpatizantes concentrados a las puertas de la prisión.

El traslado se ha realizado en etapas porque los líderes independentistas han viajado con otros presos. No ha sido el caso de Forcadell y Bassa, que han salido esta mañana a las 8.30 de la cárcel de Alcalá-Meco, en Alcalá de Henares (Madrid) y han viajado directamente hasta Brians para realizar el mismo trámite de traspaso a los Mossos. Posteriormente, Forcadell va a la prisión de Mas d'Enric, en El Catllar (Tarragona), y a Bassa a Puig de les Basses, en Figueres (Girona).

Ya en los centros de destino, los presos irán a los respectivos módulos de ingresos: se les identificará por huella dactilar, se someterán a revisión médica, podrán llamar a sus familias e irán a celdas individuales en los mismos módulos donde estuvieron desde el 4 de julio de 2018 hasta el 1 de febrero, cuando fueron trasladados a Madrid para el juicio por el procés. En las instalaciones catalanas esperarán a la sentencia del Supremo, que se podría anunciar previsiblemente pasadas las vacaciones de verano.

Torra: "No están en casa, están en otra prisión"

El presidente de la Generalitat ha visitado a los siete presos en Lledoners y ha vuelto a pedir su liberación inmediata. "No están en casa sino en otra prisión", ha declarado, después de decir que los ha visto "bien" pero cansados tras el traslado desde Soto del Real. Acompañado del vicepresidente Pere Aragonès y de las consejeras Meritxell Budó y Ester Capella, ha calificado de incomprensible el trayecto durante dos jornadas.

Torra ha asegurado que el hecho de que sigan en prisión y no estén en libertad quiere decir, según él, que el Estado "no está buscando justicia, sino la venganza y el escarmiento", y ha pedido que atienda los requerimientos de organizaciones como Amnistía Internacional o Human Rights Watch.

También ha explicado que en los próximos días visitará también a la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y la exconsellera Dolors Bassa para trasladarles que el Govern está con ellas y luchará por su libertad "sin descanso".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción